Reciclador en relleno sanitario.

La IRR,  conformada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través de su División de Agua y Saneamiento, el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), la Fundación Avina, la Red Latinoamericana de Recicladores (Red-LACRE) y Coca-Cola América Latina hacen un llamado para impulsar la inclusión de los recicladores en la cadena formal de producción.

Mediante la puesta en valor y visibilización del trabajo de los recicladotes La IRR tiene como objetivo dignificar su trabajo en la región y promover su integración formal. Basando sus esfuerzos en:

  • -El desarrollo de marcos legales orientados a integrar a los recicladores en la gestión formal de residuos sólidos.
  • -La introducción de una clasificación ocupacional específica para las actividades que llevan adelante los recicladores.

  • -El desarrollo de programas para la formación de recicladores y sus organizaciones.

Hasta la fecha, la IRR ha capacitado a más de 600 recicladores y funcionarios municipales en el diseño y operación de esquemas inclusivos de gestión integral de residuos sólidos. De igual manera, ha desarrollado proyectos en 14 países, los cuales beneficiarán directamente a más de 3,200 recicladores.

Tomás Bermúdez, representante del BID en Panamá, comentó que “el proyecto representa una muy buena oportunidad para mejorar la gestión de residuos en la Comarca y aprovechar el potencial turístico de la zona con un enfoque de sostenibilidad”.

Por su parte, Germán Sturzenegger, especialista de Agua y Saneamiento del BID y líder del proyecto, remarcó el enfoque participativo del mismo en tanto trabajará en el involucramiento de las propias comunidades beneficiarias en la búsqueda de soluciones tecnológicas y de gestión.

No hay reciclaje sin recicladores

Actualmente existen hasta 4 millones de personas trabajando como recicladores de base en América Latina y el Caribe, recolectando entre el 50 por ciento y el 90 por ciento de los materiales reciclables utilizados en la industria, generando importantes beneficios ambientales y económicos.

Este colectivo, sin embargo,  recibe tan solo una pequeña fracción del valor de estos materiales, además de trabajar a menudo en condiciones inseguras e insalubres, en su mayoría sin sistemas legales que los amparen y sin reconocimiento de la sociedad ni de las administraciones públicas.

De acuerdo con Jane Olley, coordinadora y portavoz regional de la IRR, “Este Día Mundial del Reciclador es un buen momento para reflexionar sobre la profesión de reciclador en América Latina y el Caribe, una profesión que merece ser dignificada y reconocida por todos los actores de la sociedad y que tiene mucho que aportar al desarrollo social y económico de la región”.

 
Para saber más sobre la IRR haz clic aquí

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.