| 2015/07/13

La diabetes: hechos y mitos

La diabetes es una enfermedad que muchos creen conocer bien. Pero la proliferación de mitos en torno a esta afección –y a quienes la padecen– sugiere que nunca está de más repasar lo que de ella se sabe a ciencia cierta.

Archivo SEMANA
Archivo SEMANA
;
DW

Para disipar los mitos que circulan en torno a la diabetes –y a quienes la padecen–, no está de más repasar lo que se sabe de ella a ciencia cierta. Por ejemplo, muchas personas perciben la diabetes como una dolencia inocua que no amerita mayores cuidados. En realidad, aunque esta enfermedad metabólica se deja tratar sin muchos problemas, ella es cualquier cosa menos inofensiva. La hipertensión, el infarto cardíaco y el accidente cerebrovascular son solo algunas de las afecciones que pueden verse propiciadas por un cuadro diabético.

La diabetes es inofensiva

Cada seis segundos muere una persona en el mundo por complicaciones relacionadas con la enfermedad. En 2014 se registraron casi cinco millones de muertes causadas por la diabetes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) pronostica que esta afección será la séptima causa de muerte a escala global de aquí al año 2030.

La diabetes aflige a quienes consumen demasiada azúcar

No siempre. Hay distintos tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune. Cuando esta se presenta, el cuerpo exhibe una deficiencia peligrosa de insulina. Cabe decir que en esta forma de diabetes, ocasionada por un trastorno genético, el consumo de azúcar no juega papel alguno.

Cuando se presenta la diabetes tipo 2, la insulina no es procesada debidamente por el organismo. El 90% de los diabéticos padece esta forma de diabetes, “adquirida” generalmente por el consumo excesivo de azúcar, grasas y carbohidratos, la falta de movimiento y el consecuente sobrepeso corporal.

La diabetes tipo 2 es conocida como diabetes mellitus. La diabetes gestacional, que se presenta durante el embarazo, es una de las manifestaciones menos usuales de la diabetes. En todo caso, por sí sola, el azúcar no es el catalizador de esta enfermedad.


Solo la gente obesa padece diabetes

Falso. Las personas con sobrepeso tienen mayores probabilidades de sufrir la diabetes tipo 2 –dos o tres veces más que una persona delgada–, pero, por otro lado, más de un cuarto de las personas obesas exhiben un metabolismo saludable. No se han determinado del todo científicamente todos los factores que la causan.

La diabetes es una enfermedad típica de los países ricos

Eso es falso. Aunque se desconocen las razones, la incidencia de la diabetes –sobre todo la del tipo 1– va en aumento en todo el mundo. En 2014, la Federación Internacional de Diabetes (FID) anunció que había 387 millones de diabéticos alrededor del globo y que 80% de ellos vivía en países no industrializados.

La diabetes es una enfermedad de ancianos

También eso es falso. Puede que esta se presente con mayor regularidad entre los ancianos que entre los jóvenes, pero, en realidad, afecta a personas de todas las edades. Más de 30.000 personas menores de 19 años presentan la diabetes tipo 1 y quienes padecen la diabetes tipo 2 son cada vez más jóvenes.

Los diabéticos deben inyectarse insulina a diario

Aquellos afligidos por la diabetes tipo 1 deben compensar a diario el hecho de que sus cuerpos no producen insulina, pero muchos de los que presentan la diabetes tipo 2 apenas empiezan a inyectarse insulina años después del diagnóstico, cuando el páncreas se agota y deja de producir por completo esa hormona.

La diabetes no tiene cura

Eso sí que es cierto. Quienes padezcan la diabetes tipo 1 dependerán de por vida de las fuentes externas de insulina. Pero, aunque no hay medicamento ni operación alguna que pueda curar la enfermedad, aquellos que presenten la diabetes tipo 2 pueden superarla total o parcialmente al corregir los hábitos que propiciaron su aparición.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.