Mientras los niños no vieron problema alguno en continuar el ejercicio, sus padres se limitaron al ver a una persona discapacitada.

¿Qué pasaría si viéramos el mundo a través de los ojos de un niño? Este fue el punto de partida de un juego educacional al que fueron invitadas varias parejas de padres e hijos en Francia, que consistía en sentarse frente a una pantalla e imitar los gestos humorísticos de las personas que aparecían en un video. 
Una pequeña pared separaba a los hijos de sus padres durante el ejercicio, que al final tenía un pequeño giro ya que la última persona que aparecía en el video haciendo uno de los gestos era una persona con discapacidad. Mientras los niños no mostraron problema alguno en imitar lo que veían en la pantalla, sus padres pararon abruptamente el ejercicio expresando ciertas reservas. (Vea: ¿Quién es perfecto?, Maniquíes sin piernas, brazos o con escoliosis)
El ejercicio fue liderado por la ‘Association Noémi’ una entidad francesa que busca a través de esta y otras acciones cambiar la forma en que la sociedad mira a las personas con múltiples discapacidades. Esto con el fin de mejorar su vida cotidiana. La asociación quiere que miremos a estas personas de una manera positiva y respetar su dignidad, al tiempo llevarles alegría y felicidad. (Vea: 5 cosas que toda persona discapacitada quiere escuchar)
"Veamos la diferencia, con los ojos de un niño", es la invitación de la campaña para superar los estigmas, ideas falsas y percepciones sociales que han llevado a pensar en este tipo de personas como mentalmente inhábiles o como seres separados de todos los ámbitos humanos.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.