| 2016/12/27

Ébola: optimismo de cara a la primera vacuna

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los ensayos realizados con la vacuna rVSV-ZEBOV para poner coto a la epidemia del ébola han dado resultados tan positivos que su comercialización podría comenzar en 2018.

Ébola: optimismo de cara a la primera vacuna
;
DW

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que amplios ensayos realizados con una vacuna para combatir la epidemia del ébola han dado resultados muy positivos y que el procedimiento para su comercialización se completará a más tardar en 2018. La vacuna rVSV-ZEBOV, que fue desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá y fabricada por la farmacéutica estadounidense Merck, fue probada en 5.837 personas en Guinea Conakry, el país donde en 2014 se inició la peor epidemia de ébola que se haya conocido y que se extendió a Sierra Leona y Liberia.

Los ensayos se realizaron en la primera mitad de 2015, cuando la epidemia había decaído ligeramente, aunque el letal virus del ébola continuaba circulando. La Directora General Adjunta de la OMS para Sistemas de Salud e Innovación, Marie-Paule Kieny, dijo a la prensa que entre las personas que recibieron la vacuna no se registró ningún caso de ébola en los diez días o más después de la inoculación. El ensayo involucró a 6.000 personas adicionales, que fueron seguidas por los equipos de la OMS, pero que no recibieron la vacuna. En este grupo se registraron 23 casos de la enfermedad.

El virus del ébola fue identificado hace cuarenta años en el territorio que hoy ocupa la República Democrática del Congo. Desde entonces se han producido varios brotes, pero el último fue el peor ya que causó más de 11.3000 muertes, entre otras razones porque nunca se había desarrollado una vacuna para prevenir su propagación. Según han demostrado los estudios, la vacuna rVSV-ZEBOV permite prevenir la infección de uno de los agentes patógenos más letales que se conocen. "Cuando aparezca el próximo brote tendremos defensa”, comentó Kieny.

El ensayo se realizó en la región costera de Guinea, donde en 2015 se seguían detectando casos de ébola y se hizo con un enfoque de "anillos", que implicaba identificar a todas las personas del círculo del enfermo y tuvieron contacto con él o con sus ropas para vacunarlas. Luego se identificaba a aquellos que tuvieron contacto con estos últimos, lo que en general daba un grupo de ochenta personas por cada caso reconocido. Con esta misma estrategia se consiguió en el pasado la erradicación de la viruela en el mundo.

La vacuna también se pudo administrar a niños a partir de los seis años, tras demostrarse que era segura a partir de esta edad. Lo que queda por determinar es cuánto tiempo dura la inmunidad con esta vacuna, de la que sólo se requiere una dosis para que sea efectiva. Kieny dijo que ahora se prepara el expediente para someter a esta vacuna al proceso de registro en Estados Unidos y en la Unión Europea, que se prevé concluir en 2018 para que la vacuna llegue al mercado.

Si antes de que ello ocurra surge un nuevo brote de ébola, Merck contará de todos modos con una provisión de al menos 300.000 dosis, conforme a un compromiso que adquirió con la alianza público-privada GAVI, que trabaja en favor del acceso a las vacunas para los países más pobres. GAVI financió con 5 millones de dólares la producción de esa cantidad de vacunas, que podrán ser utilizadas en caso de necesidad con una autorización especial de la OMS.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.