;
BBC

Los historiadores asumen que su reinado dejó como legado una Dinamarca unificada y convertida al cristianismo, pero Harald Gormsson al parecer también dejó algo más: un tesoro enterrado en la isla Rügen, en Alemania, que recién fue descubierto por un arqueólogo aficionado junto a un niño de 13 años.

El hallazgo incluye anillos, broches, perlas, collares trenzados, un martillo de Thor y hasta unas 600 monedas partidas, de las cuales al menos 100 corresponden a la época cuando Gormsson -quien también era conocido como Harald Diente Azul- gobernó sobre lo que hoy en día es Dinamarca, el norte de Alemania, el sur de Suecia y partes de Noruega, entre los años 958 y 986 aproximadamente.

Diente Azul dirigió campañas militares en contra de los nobles francos que gobernaban en partes de Francia y Alemania durante la era Carolingia.

Puede leer: Garimpeiros: cazadores de tesoros en las cloacas de la capital venezolana

En el año 950, se convirtió al cristianismo y estableció varias diócesis en Dinamarca.

Sin embargo, en torno al año 980 estuvo forzado a huir a Pomerania, luego de resultar derrotado en una batalla naval por las fuerzas leales a su hijo Sweyn Forkbeard, quien se hizo con el trono danés.

Algunas de las monedas halladas.Muchas de las monedas encontradas tienen el dibujo de la cruz. AFP

En tiempos recientes, su nombre fue honrado por las empresas de tecnología escandinavas que bautizaron con el nombre de "Bluetooth" (Diente Azul, en inglés) la tecnología que desarrollaron para la conexión inalámbrica de los aparatos digitales.

Le sugerimos: Descubren en la Antártica los restos de un lagarto gigante de hace 150 millones de años

Búsqueda intencional

El descubrimiento de estas piezas antiguas fue hecho en enero pasado por René Schön y su alumno Luca Malaschnitschenko, de 13 años de edad, quienes pertenecen a un grupo de aficionados a la arqueología y buscaban tesoros en una zona del norte de la isla Rügen utilizando un detector de metales.

Rene Schoen y su alumno de 13 años Luca Malaschnichenko fueron los primeros en hallar el sitio donde estaba enterrado el tesoro.Rene Schoen y su alumno de 13 años Luca Malaschnichenko fueron los primeros en hallar el sitio donde estaba enterrado el tesoro.

Entonces tropezaron con lo que pensaron que era una pieza de aluminio sin valor. Sin embargo, al mirar más detenidamente se dieron cuenta de que se trataba de una moneda de plata.

Le puede interesar: El tiburón "prehistórico" con 300 dientes que fue capturado por accidente

Lo ocurrido se mantuvo en secreto hasta que un equipo de expertos se movilizó para realizar excavaciones en un área de unos 400 metros cuadrados.

"Este tesoro es el mayor hallazgo de monedas de Bluetooth en la región sur del mar Báltico y, por tanto, tiene gran importancia", dijo a medio locales Michael Schirren, el arqueólogo principal a cargo de las excavaciones.

Excavación.Los expertos excavaron en un área de 400 metros cuadrados. AFP

El lugar del descubrimiento, Schaprode, se encuentra a unos pocos kilómetros de Hiddensee, donde en el siglo XIX fue hallado un conjunto de 16 piezas de oro procedentes de la época de este rey vikingo.

Los expertos creen que el tesoro fue enterrado en la misma época en la que Gormsson huyó a Pomerania, donde falleció en 987.

"Estamos ante el caso inusual de un descubrimiento que parece corroborar lo que dicen las fuentes históricas", señaló el arqueólogo Detlef Jantzen.