Estadio El Maracaná.

Las grandes cantidades de dinero que fueron invertidas para construir los estadios del Mundial 2014 en Brasil generaron polémica entre los habitantes de este país que ven otras necesidades básicas insatisfechas. Por eso, una de las grandes preguntas que deja este mundial es qué va a pasar con esos 12 estadios ahora que han cumplido su función.

En varias ciudades, incluso, se ha cuestionado que no hay ni siquiera equipos que jueguen el torneo nacional para poder seguir llenando los estadios. Un ejemplo de esto es el Brasiliense Futebol Clube, el principal equipo de la ciudad, juega en cuarta división y a duras penas atrae más de 1.500 hinchas por partido. Así mismo, después del Mundial, los torcedores (hinchas) de Brasiliense tendrán un estadio nuevo, el Mané-Garrincha, que costó 900.000millones de dólares. Son más de 68.000 puestos que nadie sabe cómo se van a llenar Con esto en mente los arquitectos franceses que componen el proyecto 1Week 1Project (1Semana 1 Proyecto en español), Sylvain Macaux y Axel de Stampa, han creado una propuesta simple, pero que podría ser la solución a este dilema: usar esos estadios para darle espacio a los brasileños que lo necesitan.

¿Qué quieren decir con esto? Fácil: su propuesta es transformar cada uno de estos 12 estadios en  complejos de vivienda de una superficie de 105m² aproximadamente que tengan un precio razonable y que sean puestos a disposición de personas sin hogar y de poblaciones que vivan en situación de pobreza extrema.

El proyecto  fue concebido con el nombre Casa Futebol en honor a la palabra portuguesa para fútbol que es Fuleco. Se estima que esta iniciativa podría darle  hogar a más de 20.000 personas.

Así, aunque mantener los estadios seguiría costando 250.000 dólares por mes, tendrían un propósito mejor y más acorde con la realidad del gigante suramericano. Esto sería crucial si se tiene en cuenta que, según reportó Al Jazeera en Mayo de 2014, aproximadamente 250.000 brasileños han sido sacados de sus casas debido a los precios en alza que trajo el Mundial.

Lo mejor de este proyecto es que une la pasión por el fútbol con las solución a problemas sociales ya que el hecho de convertir estos recintos  deportivos en casas no evitaría que se pudieran seguir jugando partidos en estos lugares ya que el proyecto considera el continuo funcionamiento de los estadios, con la programación de partidos, en donde una parte de las ganancias podría financiar la construcción y manutención de las viviendas. Para lograrlo, el proyecto Casa Futebol reemplazaría una parte de las gradas por viviendas prefabricadas y ocuparían  la fachada exterior.

"Este es un proyecto ambicioso, pero queremos que la gente se haga preguntas sobre los contextos sociales que enmarcan este tipo de programas dijeron Macaux y de Stampa. La propuesta, de hacerse realidad, no solo sería única sino un nuevo avance hacia el desarrollo sostenible de los países que más lo necesitan.

Cifras de los estadios y del mundial

  • -    En total los 12 estadios levan a costar a Brasil 4.200 millones de dólares, casi cuatro veces lo que estimó en 2007. En 2006 los alemanes se gastaron 1.570 millones y en 2010 los sudafricanos 1.400 millones.

  • -    Dos actores se van a quedar con el dinero del Mundial: la FIFA y una red de constructores y políticos brasileños. La organización futbolera internacional planea beneficios de 3.300 millones de dólares con la Copa, entre entradas, patrocinios y derechos de televisión.

  • -    Un informe del Tribunal de Cuentas de Brasilia sobre las irregularidades en la construcción del estadio de la ciudad reveló que de los 900 millones de dólares que costó el estadio, 275 millones corresponden a sobre facturaciones.

  • -    El transporte de las gradas prefabricadas debía costar 4.700 dólares, pero el consorcio constructor le facturó al gobierno 1,5 millones de dólares. Entretanto, la empresa que obtuvo el contrato aumentó sus contribuciones a partidos políticos 500 veces.

  • -    La renovación de aeropuertos, autopistas, redes ferroviarias, metros era lo que le iba a quedar a Brasil a cambio del Mundial. Aunque algunas construcciones se han adelantado, la mayoría de los proyectos no han empezado y solo se avanzó con la construcción de los estadios.  Según el Sindicato de arquitectura e ingeniería brasileña (Sinaenco), a nivel nacional solo 36 de las 93 mega obras están completas.

  • -    El techo del estadio de Belo Horizonte, donde Colombia enfrentó a Grecia, se cubrió de 6.000 paneles solares que podrían alimentar 1.200 hogares, mientras que el recinto de Fortaleza redujo 67 por ciento el consumo de agua potable e incluye un sistema de aire acondicionado que no emplea gases refrigerantes.

  • -    Hace seis meses los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi le costaron a Rusia 50.000 millones de dólares. El presupuesto de Brasil 2014 lo sobrepasó en 11.500 millones. Ambos rompieron récord absolutos para mega eventos deportivos, una inflación que no tiene control, pues para la Copa de 2018 Rusia planea gastar 20.000 millones de dólares y en 2022, Qatar, 62.000 millones de dólares.


Los 12 estadios del Mundial Brasil 2014.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.