El uso de energía nuclear por parte de Japón ha sido ampliamente debatido.
;
DW

a Autoridad de Regulación Nuclear (ARN) dijo que una planta de dos reactores nucleares propiedad de Kyushu Electric Power en Sendai, en el suroeste de Japón, puede reiniciar su actividad, pero necesita la aprobación de las autoridades locales. Tras el desastre de Fukushima en 2011 (el peor desde Chernóbil en 1986), Japón lleva casi un año sin energía nuclear, el primero desde 1966.


El Gobierno está presionando a los reguladores para que adopten una dura decisión sobre si paralizar definitivamente a los más antiguos de los 48 reactores del país, que se enfrentan a mayores retos de seguridad que el resto. Descartar reactores con más de 40 años de antigüedad o más podría ayudar a recuperar la desplomada confianza pública en el resto de la industria.

"A mí me gustaría proceder con una retirada (de algunas plantas) y al mismo tiempo reactivar las plantas nucleares certificadas como seguras", dijo Yuko Obuchi, el nuevo ministro de Economía, Comercio e Industria, que supervisa la industria nuclear, la semana pasada. El Gobierno lleva presionando para reiniciar los reactores que reciban el visto bueno de seguridad por parte de la ARN, en aras de reducir la dependencia del petróleo importado.

El presidente del ARN dijo que prevé que algunos reactores no obtengan el visto bueno en cuanto a estándares de seguridad pero que aún no se ha establecido totalmente la normativa para decidir sobre su retirada definitiva.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.