Carolina Tahó.

Carolina Tohá, alcaldesa de Santiago de Chile, ha dedicado su vida a luchar por la democracia. Hija del exministro del interior del gobierno del presidente Salvador Allende, José Tohá, Carolina estuvo siempre luchando contra la dictadura. En 1984 participó en la refundación de la Federación de Estudiantes de Chile y en 1987 formó parte del equipo fundador del partido por la Democracia.

Hoy, como alcaldesa de una de las ciudades más importantes del continente, lucha por la igualdad y porque todos los actores sociales sean escuchados. En su paso por Medellín habló del papel del gobierno local en los cambios estructurales.

Semana Sostenible: ¿Qué se necesita para tener ciudades inteligentes?


Carolina Tohá: Se necesita  tener una conexión con los intereses de los ciudadanos. La inteligencia de una ciudad no depende de incorporar tecnología o de tener carreteras modernas. Depende de dotar a quienes viven un sitio determinado de calidad de vida y esto es algo que las ciudades no pueden perder de vista, ya que estos lugares tienen una capacidad increíble de transformar la vida de las personas, de mejorar las condiciones significativamente y en los tiempos de hoy, me atrevería a decir que las ciudades tienen herramientas más fuertes que otras políticas nacionales.

Yo juzgo una ciudad inteligente cuando es capaz de utilizar esas herramientas.  Ahí es donde el aporte de la tecnología es enorme. No es al revés, no es sólo por implementar una tecnología que una ciudad se vuelve inteligente.

S.S: ¿Cuál es el principal reto que tienen los gobiernos locales?


C.T: Los gobiernos nacionales deben escuchar a los gobiernos locales donde hay experiencias positivas. Hoy se está innovando de una manera increíble y se está logrando consolidar políticas que cambian la vida de los ciudadanos, son políticas significativas que logran revertir las desigualdades que son tantas en continentes como el nuestro.

Cuando una ciudad es capaz de ofrecer espacios de calidad a las personas, un sistema de transporte digno y seguro está haciendo contrapeso diferencias de origen, desigualdades de bolsillo que son tan grandes entre las personas. Estos cambios y políticas las dan los gobiernos locales, no los gobiernos nacionales. En latinoamérica, en nuestras ciudades los gobiernos locales está asumiendo retos nacionales.

S.S: ¿Cómo entablar el diálogo con los gobiernos nacionales?


C.T: Parte del ejemplo. Estamos en Medellín donde se han vivido temas complejos, temas que este país durante mucho tiempo veía difíciles de superar: violencia, segregación. Pero ha habido una mezcla de innovación y coraje que ha logrado cambiar las dinámicas. Este es el tipo de ejemplos para que el gobierno nacional deje esa arrogancia que les ha caracterizado. Los países latinoamericanos son muy jerarquizados y algunos gobiernos locales son escuchados y otros no. Es por esto que el diálogo debe empezar a ser más horizontal.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.