Café colombiano.

Posicionado como el tercer productor de café a nivel mundial y con miras de fortificar su mercado en Estados Unidos y Europa además de expandirse hacia el golfo Pérsico, Colombia, que también es el primer productor mundial de café arábigo lavado, busca seguir fortaleciéndose en materia de sostenibilidad y responsabilidad social.

La implementación de la tecnología Ecomill, enfocada en reducir el consumo de energía y agua en el lavado del café, la recuperación de 117 mil hectáreas de este grano en el 2011 y la posibilidad de préstamos para la renovación de cafetales tradicionales a 145 mil pequeños empresarios, son algunos de los proyectos que la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), ha venido desarrollando en el marco del plan Sostenibilidad en Acción.

Como parte de este, la FNC tiene como uno de sus objetivos claves para el futuro cercano, la medición precisa de la huella de carbono en la producción de café en el país, desde el momento de la plantación, hasta el consumo.

El proyecto piloto se llevó a cabo en el municipio de La Unión, en el departamento de Nariño, en donde la Federación desarrolló una metodología implementada en más de mil fincas con un volumen de muestra de 300 mil sacos.

 “Queremos tener una respuesta para nuestros clientes cuando nos pregunten cuál es nuestra huella de carbono” dijo Fernando Gast, director del centro de investigaciones de la Federación,  a la agencia Reuters. “También es una oportunidad de mercado”, continúo.

Gast se refiere al crecimiento de la demanda de productos certificados “libres de carbono” a nivel mundial. En parte, este proyecto surgió de la necesidad de responder a peticiones de clientes de Europa y Estados Unidos, que prefieren comprar granos producidos de manera sostenible, según informó la agencia.

Estos procedimientos, además de proporcionar información certera acerca de las emisiones de gases de efecto invernadero en todas las fases de producción  de las industrias, proporcionan soluciones para su mitigación y neutralización.

El plan de medición de huella de carbono de la FNC, fue certificado por el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (Icontec), en diciembre del 2013, a partir de la prueba llevada a cabo en el municipio de La Unión, tiene como propósito empezar a ser implementado en las regiones productoras de café en el país y expandirse a nivel mundial y hacia otras industrias.

.





¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.