Activistas medioambientales y población trabajan para proteger este arbol porque dentro de las enfermedades que combate está el cáncer de próstata.