| 2015/09/08

“La clonación, es tortura animal”

El Parlamento Europeo vota la prohibición de productos de animales clonados. La próxima etapa en el proceso será una negociación entre el Parlamento, la Comisión y los Estados miembros.

La oveja 'Dolly' fue el primer mamífero en ser clonado de una célula adulta.
La oveja 'Dolly' fue el primer mamífero en ser clonado de una célula adulta.
;
AFP

La Eurocámara aprobó este martes por mayoría la prohibición de la clonación de animales, así como su importación, la de clones de embriones, descendientes de clones, así como los alimentos producidos a partir de descendientes de clones, una medida que impondría a los socios comerciales de la UE rígidas condiciones de acceso.

"La clonación, es tortura animal", resumió la relatora del texto, la conservadora alemana Renate Sommer, por las malformaciones de las que sufren los animales concebidos con este método y la elevada tasa de mortalidad.

Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) la "clonación pone en peligro el bienestar de los animales, dada la escasa eficacia de la técnica."

"Hasta ahora podemos importar material reproductivo de terceros países. No nos lavemos las manos dejando que otros hagan el trabajo sucio", agregó Sommer.

En la UE no se procede en la actualidad al uso de esta técnica utilizada con fines de reproducción, pero los Estados miembros pueden importar desde terceros países productos de animales clonados, como esperma y embriones, así como de los descendientes de animales clones y sus productos.

Los productos de animales descendientes de animales clonados provienen principalmente de Estados Unidos, Argentina, Brasil y Uruguay.

En el proyecto legislativo presentado por la Comisión Europea en diciembre de 2013, el brazo ejecutivo de la UE no planeaba prohibir la carne o la leche producida por animales descendientes de clones, ni imponer una trazabilidad de estos productos para no imponer a sus socios comerciales condiciones de ingreso al mercado europeo consideradas irrealistas.

Desde entonces la Comisión no cambió de opinión, confirmó el comisario a cargo de Salud, Vytenis Povilas Andriukaitis.

Una prohibición tan amplia como reclaman los eurodiputados "no se justifica", entre otras cosas porque los descendientes de animales clonados no experimentan sufrimientos, dijo.

La propuesta inicial alcanzaba a los animales de las especies bovina, porcina, ovina, caprina y equina, pero los eurodiputados modificaron esto y la ampliaron a todos los animales.

Un total de 529 diputados votaron a favor del texto, 120 en contra y 29 se abstuvieron.

La próxima etapa en el proceso legislativo será una negociación, que se anuncia complicada, entre el Parlamento, la Comisión y los Estados miembros.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.