Juan Carlos Sierra/SEMANA

La Organización de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura (UNESCO) presentó hace unas semanas su último reporte, “Monitoreo Global” en Nueva York. Para el organismo la educación es la mejor herramienta que tiene la sociedad para combatir la mortalidad, la pobreza y la destrucción de los recursos naturales.

“La educación beneficia todas las etapas del ser humano”, sostiene Irina Bokova, directora general de la UNESCO. “La educación es la base de la sostenibilidad y es determinante para escapar de la pobreza”, añadió la funcionaria. 

Por su parte, Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU, sostiene que la educación es un derecho fundamental y es el eje del progreso de cualquier país, “los padres con hijos necesitan información sobre salud y nutrición”.

Según el último reporte de la UNESCO, la educación ayuda a reconocer signos tempranos de enfermedad en niños, a buscar ayuda y a actuar positivamente para su resolución. Para esta organización internacional, si todas las mujeres tuvieran educación primaria, se salvarían 189.000 mujeres embarazadas cada año.

Tambien, un año de educación es igual a un diez por ciento adicional en los ingresos y permite cortar el ciclo de pobreza entre generaciones. Por lo que la reducción en la brecha en términos económicos es una prioridad. 

Asimismo, la gente con altos niveles de educación tiene mayor conciencia sobre el medio ambiente. Un estudio realizado en 47 países durante el periodo 2005-2008 determinó que una persona con educación secundaria tiene un diez por ciento más de probabilidad de conservar los recursos naturales que una persona con educación primaria.

Ante este panorama la UNESCO invitó a la comunidad mundial a trabajar unida para que la educación sea una constante en el futuro.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.