| 2014/08/19

Los frutos de la innovación

Santiago y David, dos estudiantes de 17 años, enseñaron al grupo de asistentes al taller Psiquiatría de ideas en “Héroes Fest”, la importancia del reconocimiento del otro.

De derecha a izquierda Santiago Arango y David Suárez.
De derecha a izquierda Santiago Arango y David Suárez.

Realmente Santiago no es David, y David no es Santiago, simplemente se admiraron y  reconocieron sus cualidades y logros; primer paso para crear, comunicar, producir, e innovar.

“Soy Santiago Arango Vélez, yo vengo de un barrio muy marginado de Medellín, llamado Manrique, tengo una historia de vida muy diferente o tal vez parecida a la de ustedes, pero soy un joven que surge de las dificultades que tiene la vida en Medellín, que todos conocen”.

“También quiero contarles que soy un joven explora, un voluntariado de ciencia y tecnología; fui personero en mi institución educativa y en este momento estoy muy metido en el cuento de liderazgo y la verdad estoy muy orgulloso de estar aquí en Héroes Fest porque es una experiencia única donde podemos conocer y a esta edad podemos encontrar nuevas oportunidades y formarnos como líderes innovadores”. Dice Santiago.

“Yo soy David Suárez, actualmente soy estudiante becado de ingeniería financiera en la Universidad de Medellín, estudiante de inglés, ganador al premio la calidad y liderazgo y estoy en un proyecto que se llama temática”. Acentúa David.

Realmente Santiago no es David, y David no es Santiago. Ellos engañaron al público para reconocer quiénes eran exponiendo el recorrido de vida de cada uno. Santiago contó la vida de David y David contó la vida de Santiago. El objetivo de la presentación era demostrar que es importante contar las historias de las personas reales, para reconocernos unos a otros. “Vemos muchas caras pero no conocemos sus historias, hay muchas personas no conocidas pero que vale la pena conocer, y éstas pueden inspirar al resto de colombianos” dice David.

El equipo de la empresa Out of the Blue, empresa dedicada a la comunicación de ideas eligió a estos dos jóvenes emprendedores para asesorarlos en su proyecto de reconocimiento al otro, idea que surgió de psiquiatría de ideas, un taller de esta compañía, que intentaba sensibilizar a la gente sobre la importancia de la comunicación, los canales, el lenguaje, conocer a las audiencias, entender al otro para crear.

Jorge Rojas, profesional en finanzas y socio de la empresa, comenta que estos elementos como la comunicación o el reconocimiento del otro son fundamentales al momento de pensar y diseñar cualquier estrategia, no se puede comunicar, crear o innovar si no se conoce el cerebro del otro, dice además Rojas que es esencial tener un concepto nuevo para innovar.

Ideas innovadoras como las de Santiago y David, quienes dicen que han surgido de la nada, de barrios marginados, donde es imposible salir según les dicen otras personas, pero ellos han demostrado que sí se puede ser diferente sin importar de donde vengan.

“Nosotros estamos sumergidos en ese mundo de violencia pero somos pequeños caballitos que se ponen sus tapaojos, cubren sus ojos a lado y lado para seguir adelante, para que los conduzcan las personas que saben, buenos jinetes y buenos directores que lo guíen a uno, sin mirar las balas, sin mirar la violencia. Es por esto que ahora estamos en la educación superior, becados para estudiar en la universidad y para estudiar inglés. Hemos transformado las cosas malas en cosas buenas, dice David.

Santiago por su parte afirma que “yo nací en un callejón que siempre ha sido una plaza de vicio, de droga y gracias a Dios salí de allá y ya estoy aquí. Pero yo voy a mi casa y veo a mis compañeros de infancia no estudiando, los veo transportando drogas. Algunos de ellos ya no están, igual que mis familiares  que fallecieron por el conflicto. Pero cuando uno cree que ese callejón no tiene escapatoria, es todo lo contrario, ese callejón tiene salida porque uno puede buscarla y encontrarla. 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.