“Cuando no es fácil hablar no es fácil que escuchemos” (When it´s hard to talk, is hard for us to listen). Es uno de los mensajes de la campaña.

Una sala con objetos en el piso y una alfombra en desorden. Un lavaplatos lleno de trastes sin lavar. Un cuarto con una cama destendida. Una marca de un golpe en la pared. Fotos familiares rodeando un espacio en blanco donde antes había otra foto colgada. Una foto de una mujer quebrada al lado de la basura.

Estas son las imágenes del comercial en contra de la violencia doméstica que se transmitió durante el Super Bowl 49.  A esto se suma la voz de una mujer llamando a la línea de emergencias de Estados Unidos, 911, que encubre su llamada como si estuviera pidiendo una pizza. El comercial deja claro que, por encontrarse con su abusador, la mujer no puede pedir ayuda explícitamente, por lo que a las preguntas del funcionario de la línea de emergencia, “¿Necesita ayuda? ¿Puede hablar? ¿Hay armas en su casa? ¿Puede continuar en la línea?” Ella responde con monosílabos, simulando terminar de hacer el pedido, pero dejando claro que no puede hablar libremente y que necesita ayuda, lo más pronto posible.

Así, toda la tensión se centra en un tema común al hablar de violencia doméstica: la imposibilidad de comunicar libremente el abuso. No solo por la influencia de los abusadores, sino porque muchas veces este tipo de abuso ocurre al interior de los hogares, en el ámbito de lo privado, donde termina invisibilizándose. 

El comercial fue producido por la firma publicitaria Grey New York para la Liga nacional de fútbol americano (NFL por sus siglas en inglés) y para el movimiento No more, una coalición de grupos que luchan contra la violencia doméstica y la violencia sexual desde hace cinco años. La NFL no solo aportó el dinero para producirlo, sino que también entregó un espacio gratuito durante la transmisión del evento televisivo más visto por los estadounidenses.


Esto, sin embargo, no es algo que haya sucedido por azar. Desde finales de 2014 y comienzos de 2015 la NFL ha afrontado duras críticas por los casos de violencia doméstica de dos futbolistas: Ray Rice a quien millones de personas vieron empujar y golpear a su esposa Janay Palmer en un video publicado por el medio TMZ; y Adrian Peterson quien fue acusado de abuso doméstico por disciplinar a su hijo de cuatro años con una rama de un árbol.  Aunque en ambos casos los deportistas fueron expulsados de sus equipos y suspendidos de la liga, la NFL ha recibido críticas por tener una reacción tardía en ambos casos. Para ampliar su mensaje  de no tolerancia hacia  cualquier tipo de abuso varios jugadores de la NFL se unieron para grabar un video donde explican por qué se debe hablar de esto y por qué el abuso no se debe perpetuar.

Las cifras

Según hotline.org, organización encargada de recibir las llamadas de violencia doméstica en Estados Unidos, en promedio 24 personas son víctimas de algún tipo de violencia a manos de un familiar cada minuto en Estados Unidos. Asimismo, una de cada cuatro mujeres y uno de cada siete hombres ha sido víctima de violencia severa por parte de un familiar.  La violencia doméstica, afirma esta organización, afecta a más de 12 millones de personas cada año en el país norteamericano.

Según el estudio Forensis 2013, el más actualizado sobre todo tipo de violencia en Colombia, durante ese año Medicina legal recibió 68.230 casos de violencia doméstica. De ese número 44.743 fueron casos de violencia de pareja, 9.708 de violencia contra niños y adolescentes, 12.415 de violencia hacia otros familiares y 1.364 de violencia hacia adultos mayores. El 77,58 por ciento de las víctimas fueron mujeres y la intolerancia, el consumo de alcohol y de otras sustancias fueron la principal causa del maltrato.

El comercial, que se basa en una llamada real al 911, termina con una pantalla negra en la que aparece el siguiente mensaje: “Cuando no es fácil hablar,  escuchar depende de nosotros"  (When it´s hard to talk, is up to us to listen). Un mensaje que, como muestran las cifras anteriores, debe ser replicado al interior de los hogares de todos los países del mundo.

Vea la campaña contra violencia doméstica de la NFL a continuación: 


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.