Cortesía: Zimparks
;
AFP

Honest Ndlovu, propietario de la granja Antoinette, compareció ante el tribunal de primera instancia de la ciudad turística de Hwange.

La magistrada Portia Mhlanga levantó la sesión después de una breve audiencia y estableció una fianza de 200 dólares.

Cecil, un ejemplar protegido y estrella del parque natural de Hwange, murió a comienzos de julio en manos de un acaudalado dentista estadounidense, quien pagó 55.000 dólares para cazarlo.

La muerte de Cecil - conocido por su melena negra, muy poco habitual entre los leones del sur de África - levantó la indignación general.  (Vea: El homenaje de uno de los dibujantes de ‘El Rey León’ al león Cecil)

Según los informes, fue atraído fuera del parque, con una carnada, hacia la aledaña granja Antoinette.

Ndlovu deberá presentarse nuevamente ante la corte el 18 de septiembre.

Zimbabue pidió a Estados Unidos la extradición del cazador estadounidense, Walter Palmer, quien mató al león más famoso del país africano.

El juicio contra Theo Bronkhorst, el organizador del safari durante el cual fue abatido Cecil, quedó aplazado hasta septiembre a petición de la defensa.

Tras la muerte de Cecil, Zimbabue le declaró la guerra a los cazadores furtivos y se impusieron restricciones inmediatas, pero levantó la mayoría la semana pasada.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.