| 2013/11/06

Un corazón en una caja

Lo que antes parecía impensable ahora es una realidad: mantener un corazón latiendo sin necesidad de un cuerpo humano.

Este nuevo mecanismo permite que  los órganos se mantengan viables  por más de cuatro horas después de haber sido removidos de su cuerpo de origen.
Este nuevo mecanismo permite que los órganos se mantengan viables por más de cuatro horas después de haber sido removidos de su cuerpo de origen.

Hacer un transplante de corazón es  difícil por estas razones: solo un 4 por ciento de los donantes tiene un corazón viable para ser transplantados; de ese 4 por ciento solo 30 por ciento de los órganos logran mantenerse en las condiciones óptimas antes del tiempo límite en que el órgano muere, usualmente son 4 horas después de ser removido del cuerpo del donante,  y  que un donante sea compatible con quien va a recibir el corazón es altamente improbable.

Aunque es difícil crear soluciones para estos tres problemas, uno ya la tiene gracias al  sistema de cuidado abierto  de Transmedics que es un sistema  donde un corazón está en una caja y  se mantiene caliente y palpitando sin estar dentro de un cuerpo humano.

¿Cómo? Mediante una plataforma portable y un módulo de perfusion que bombea el corazón con sangre y que le inyecta nutrientes a través de una solución salina.

Este sistema permite  a los médicos tomarse el tiempo que sea necesario para preparar al receptor del órgano. Parece imposible, pero es real y está grabado.

AVISO: este video contiene imágenes que pueden herir la susceptibilidad de algunos lectores.


Vea el video a continuación:

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.