| 2013/08/02

Mundo encadenado

La esclavitud está vigente. 21 millones de personas en el mundo viven en alguna condición de esclavitud.

En un mundo con pleno marco de derechos para el ciudadano, la esclavitud aún existe en formas aborrecibles
En un mundo con pleno marco de derechos para el ciudadano, la esclavitud aún existe en formas aborrecibles

Habita en un lugar oscuro. Apenas le da la luz del día y dedica cerca de 20 horas a trabajar para responderle a su patrón. Hace meses que no ve a su familia, pero tiene que estar ahí porque lo poco que gana es para mandárselo y esperar que no aguanten hambre. En las noches, comparte su habitación con 15 hombres más, que después de 4 horas de sueño deben volver a fábrica.

Esta no es una historia sacada del siglo XVIII o XIX. En el mundo hay 21 millones de esclavos. Sí, 21 millones de personas que a pesar de existir en un mundo que, se supone abolió la esclavitud y tiene un marco de derechos, en realidad viven en condiciones miserables.  Niños, niñas, hombres y mujeres viven en el siglo XXI la más cruel de las degradaciones: no son libres.

“Cuanto más cambian las cosas, más igual siguen estando”, decía Celie, protagonista del reconocido libro El Color Púrpura; La narración  cuenta su historia a través del racismo norteamericano y autoritarismo masculino. Sin embargo, a diferencia de Celie, en Colombia en marzo de este año, Daniel Coronell publicó la historia de Nohemí, una niña que tuvo que vivir cualquier clase de vejámenes y ser tratada como una esclava por más de 20 años.

En el pasado Congreso latinoamericano contra la trata de personas, organizado por la Universidad de los Andes, el ministro de trabajo, Rodrigo Pardo, señaló algo que aunque lógico, no resulta obvio: al final, la mendicidad ajena, la explotación sexual o la servidumbre, son formas de explotación laboral, porque todos utilizan el cuerpo o el trabajo de la persona para lucrarse a sí mismos o a un tercero.

Así, en un acto de que sean los ciudadanos quienes denuncien la esclavitud moderna, la Organización Mundial del Trabajo ha lanzado una campaña llamada ‘Detengan la esclavitud ahora’, la cual está invitando a que no sólo las celebridades, sino las personas del común hagan un alto en el camino y digan no más.
A propósito de esta campaña, Semana Sostenible habló con Lina María Arbeláez, directora del grupo de formulación de políticas de género en materia laboral y reparación a víctimas, del Ministerio de Trabajo, para conocer el panorama en el país y qué instrumentos se están tomando para erradicar la trata de personas con fines de explotación laboral.


Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.