Corrida de toros en Bogotá.

Los críticos de las corridas de toros  han dicho millones de veces que el espectáculo de matar un toro frente a un público va en contra de los derechos de los animales. Este mes, sin embargo, la Organización de Naciones Unidas (ONU) hizo público un reporte que  afirma lo siguiente:

“la ONU y todos sus miembros quieren mandar una señal de alerta porque están preocupados por  la salud mental y física de los niños que hacen parte del entrenamiento  previo para participar en una corrida de toros. Así mismo, manifestamos nuestra preocupación por la salud mental y física de los niños que van como espectadores a estas corridas”.

Esta afirmación confirma el malestar que muchos de los activistas contra las corridas han manifestado y es que este tipo de eventos no solo afecta a los animales, sino a la sociedad en general.

El año pasado cuando en España se consideró declarar este tipo de eventos como parte de una tradición cultural ancestral, más de 140 científicos y académicos firmaron una carta en la que  se oponían a esta decisión con el argumento de que las corridas de toros  desensibilizan a la población joven ante actos de violencia (Vea: 10 impresionantes fotos de animales antes y después de ser rescatados).

La vicepresidenta del Comité encargado de proteger los derechos de los niños de la ONU,  Sara Oviedo, ha dicho a medios como newsfox.com que “la participación de niños y adolescentes en las corridas de toros  constituye una grave violación a los artículos de la convención de los derechos de los niños porque  los introduce e involucra, directa o indirectamente, en un acto violento”.

El reporte, de 19 páginas, está dirigido principalmente a países como Portugal y Colombia donde los niños pueden aprender a ser toreros  en escuelas especializadas y desde edades como los cuatro o cinco años. Cuando los niños son entrenados para este tipo de actividades muchas veces ven   cómo el toro es matado después de las corridas (Vea: Circos en Colombia ya no tendrán animales).

Como conclusión,  este reporte hace varias sugerencias para sacar a los niños de este ambiente, siendo la más importante que la edad para hacer parte de estos entrenamientos y para asistir a una corrida sea  evaluada y  redefinida.


Para leer el reporte haga clic aquí. 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.