Juan Manuel Santos firmando el compromiso.

Con esta firma garantiza,  en particular,la prohibición de las actividades extractivas en áreas de páramos en su próximo Plan de Gobierno. Los ambientalistas venían exigiendo a través de la campaña "Yo voto por los páramos" el compromiso a todos los candidatos a la presidencia.

 

La firma del Presidente Santos se realizó cuando el actor Nicolás Montero, junto a un grupo de activistas de Greenpeace, se presentaron sorpresivamente en el Centro de Campaña del Partido de la U, con el Acta Compromiso y pancartas con la leyenda “Santos: Comprométase con los páramos”.  Montero, como embajador de los páramos, y los activistas permanecieron en el lugar hasta que el presidente decidió bajar y rubricar de puño y letra el compromiso.

 

 “Nos sentimos contentos, porque hicimos la primera parte del trabajo, lograr el compromiso de Santos.  Ahora vamos por la firma de Zuluaga, para garantizar que gane quien gane, los páramos estén protegidos”, sostuvo Nicolás Montero.

 

Los ambientalistas encienden una luz de alerta respecto al futuro de la Ley 1450  de 2011 que adopta el Plan de Desarrollo 2010-2014 por la cual se prohíbe la actividad minera en páramos, ya que el próximo presidente podría derogarla, si formula un nuevo plan. “Nuestra campaña busca que los dos candidatos firmen el compromiso por los páramos, para garantizar si o si, que el próximo Plan Nacional de Desarrollo incluya la protección de éstos ecosistemas claves para todos los colombianos. Hoy nuestro festejo es a medias, todavía debemos exigir la firma de Zuluaga, para que los páramos estén protegidos”, manifestó Silvia Gómez, coordinadora de Greenpeace en Colombia.

 

Los ambientalistas lanzaron hace  dos mes la campaña “Yo voto por los páramos". La iniciativa surge a raíz de la falta de propuestas sobre protección de páramos en la contienda electoral. “Yo voto por los páramos busca movilizar e involucrar a toda la ciudadanía a través de las redes sociales, dado que los páramos son fuente de agua para el 70% de los colombianos y están siendo gravemente amenazados por la locomotora minero energética”, argumentó Gómez. Hablar de páramos es hablar de agua, de vida, de salud y de desarrollo humano, concluyó la ambientalista.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.