Advertencia: el video puede herir la sensibilidad del espectador.

Advertencia: el video a continuación tiene imágenes fuertes y puede herir la sensibilidad de algunos espectadores. Véalo bajo su propio criterio.

PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) desde su fundación en marzo de 1980 se ha convertido en la organización  de protección a los derechos de los animales más grande del mundo. Cada tanto la organización sorprende con investigaciones en las que sus voluntarios han tenido que arriesgar sus vidas para conseguir evidencia del maltrato a los animales.

Si en diciembre pasado el mundo era testigo del terrible maltrato y sacrificio al que eran sometidos miles de perros en un improvisado matadero en China (Ver: La denuncia de PETA sobre la fabricación de cuero con perros en China). Ahora la organización denuncia con un video como son sometidos a unas terribles condiciones miles de cocodrilos antes de ser ultimados con un nivel de brutalidad impensado.

En el video se evidencia como los reptiles son encerrados y hacinados en pozos en una granja de Texas (Estados Unidos) y en una granja en Zimbawe. En la grabación se ve como en el criadero Lone Star Alligator Farms en Winnie, Texas, los trabajadores les disparaban a los caimanes en la cabeza, con una pistola de perno y les cercenaban la nuca con un bisturí para amputar sus vasos sanguíneos. 

Pero esto no para aquí ya que el gerente del lugar al percatarse de que algunos reptiles sobrevivían a la brutalidad, a pesar de sentir un inmenso dolor, le dice a un trabajador que trate de dislocar las vértebras de los animales. Esto es realizado por el trabajador a insertar una varilla de metal intentando destrozar los cerebros de los animales.

La brutalidad del encargado del lugar llega a tal nivel que se refiere a los reptiles como "correas de relojes". Según PETA el cuero producido en estos dos lugares es usado por la marca de lujo Hermès que cobra cerca de 40.000 dólares por cada bolso y por cada correa para reloj unos 2.000.

“La revelación de PETA sobre los provedores de Hermès en EE.UU. y África, demuestra que cada correa de reloj de Hermès y cada bolso Birkin tiene detrás un ser vivo y sensible que padeció una vida miserable y una muerte espantosa", aseguró Mimi Bekhechi, Directora de PETA. 

"Las personas pagan miles de dólares por tales artículos, pero los reptiles en estas granjas industriales crueles y repugnantes están pagando el verdadero precio". PETA puso a disposición en este vínculo un sitio en el que cualquier persona puede preguntarle a la marca porque usa este cuero proveniente de estos brutales criaderos.

Una situación que pondrá pensar a más de uno sobre la procedencia de los productos de consumo masivo que se compran a diario. 

A continuación puede ver el video en su totalidad por lo que nuevamente advertimos que el video contiene imágenes explícitas que pueden herir su sensibilidad. Véalo bajo su criterio.


Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.