En los últimos 15 años, las importaciones de alimentos en Colombia aumentaron en un 1.715%. Mientras que en 1990 entraron al país 700.000 toneladas de comida, el año pasado esta cifra alcanzó los 12 millones. Este fenómeno no tendría nada de malo si no hubiera traído consigo la ruina de los habitantes del campo. Datos de la ONG Misión Rural indican que el 70% de los campesinos son pobres y que, de sus hijos, solo uno de cada 100 alcanza a llegar a la universidad.

Esta situación ha sido la fuente de múltiples conflictos que se han expresado recientemente en los paros agrarios del 2013 y 2016. En ambos, las reivindicaciones giraron en torno a los impactos negativos que causa para muchos colombianos el modelo de desarrollo agropecuario. “La política rural del gobierno está basada en las importaciones de alimentos y en la firma de tratados de libre comercio que arruinan a los pequeños productores. Al mismo tiempo, pone el énfasis en la gran producción agroindustrial que favorece a los inversionistas y a los grandes propietarios”, afirma Óscar Gutiérrez, vocero de Dignidad Agropecuaria.

Por eso, esta organización, sumada a los sindicatos obreros, al Comité de Impulso a la Agricultura Familiar y a la Corporación Nacional de Comerciantes de Alimentos, está liderando la recolección de firmas para impulsar el Referendo por el Agro Nacional. El objetivo es derogar los cuatro artículos de la Constitución que se refieren al sector agropecuario. De esta manera, se obliga al Estado a proteger la producción nacional de alimentos, mediante medidas como la renegociación de los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y Europa.

“Nosotros queremos que en Colombia exista soberanía alimentaria, que sean los colombianos quienes alimenten a los colombianos. Que esas 40 millones de toneladas de alimentos que consumimos cada año sean fundamentalmente producidas en Colombia”, explica Gutiérrez.

Con ese objetivo en mente, en mayo pasado se inscribió ante la Registraduría Nacional el texto de la convocatoria y el comité promotor. El Referendo por el Agro tendrá hasta el 30 de noviembre para presentar ante esa entidad al menos 1.750.000 firmas, aunque Gutiérrez dice que van por cuatro millones.

Una vez la Registraduría valide las firmas, el texto llegaría al Congreso en donde será aprobada o negada la realización del referendo. En caso de que la decisión sea positiva, se convocará la jornada de votación y serán los colombianos quienes decidirán si quieren darle un vuelco al modelo de desarrollo agropecuario y darle prioridad a la producción nacional de alimentos frente a la importación de los mismos.

Consulte el texto de la convocatoria en: http://referendoporelagro.com/

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.