El pasado viernes 5 de diciembre se realizó un evento en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para visibilizar el trabajo de redes conformadas por diferentes asociaciones que han diseñado y desarrollado proyectos innovadores para beneficio de la primera infancia. 

Allí se destacó el papel de varias entidades como Compartamos con Colombia, una iniciativa privada que busca canalizar su experiencia para impactar positivamente la sociedad. La entidad ha venido trabajando con el ICBF en un proceso de promoción de redes de Entidades de Administradoras del Servicio (EAS) de educación inicial, llamado “Entretejidos”. 

Cristina Child, gerente de proyectos de Compartamos con Colombia, le dijo a Semana Sostenible que el proceso nació para contribuir al mejoramiento continuo de las EAS de educación inicial y fortalecer los procesos de atención a la primera infancia, mediante el empoderamiento, la articulación y la generación de sinergias entre los diferentes actores (públicos y privados) con competencia en el campo de la primera infancia.

Esta iniciativa surgió al interior del ICBF para que las instituciones que venían trabajando en un mismo territorio se pusieran en contacto y lograran complementarse entre sí. Adicional a esto, debido a la necesidad de cumplir con los estándares exigidos por el ICBF a las EAS, surgió la idea de crear redes de trabajo para impactar en un mayor grado a la población beneficiada, mediante la movilización de recursos y una interacción consensuada. 

Inicialmente se realizó una convocatoria a nivel nacional, en la que se invitó a participar a todas las direcciones regionales del ICBF. Las regionales de Cundinamarca, Risaralda, Putumayo y Antioquia se mostraron muy interesadas, por lo que se hizo una convocatoria a las EAS en esas regiones. 

Durante el proceso de selección se presentaron 17 proyectos y se escogieron 11. Estos últimos estuvieron acompañados por la corporación Somos Más para formarse en la generación de trabajo en red y de herramientas para diseñar proyectos innovadores. Según Jefferson Ramírez, de la Corporación Somos Más, parte del objetivo en esta parte del proceso era “activar la inteligencia colectiva en ecosistemas sociales”.

Para la selección de las redes más sobresalientes se tuvieron en cuenta criterios como comprensión del trabajo, unificación en el desafío común, claridad en objetivos y lista de aliados potenciales. Algo muy importante que también tuvo el panel de expertos - conformado por representantes del ICBF, de la Fundación Alas, de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema y la Red de Protección a la Infancia -, fue que las redes reflejaran su potencial para transformar e impactar positivamente a la población objetivo.

Otras asociaciones destacadas

La Red Raíz Gestora de Enseñanza y Vida conformada por Corporación Casa Amazonia, Asociación de Mujeres Indígenas y el Centro Especializado de Apoyo Terapéutico Integral; trabaja en los alrededores de Mocoa con comunidades indígenas de las etnias Inga y Camentsa para incorporar sus tradiciones ancestrales a los protocolos de crianza de niños.

Según Jenny Maya, representante de Red Raíz Gestora de Enseñanza y Vida, para lograr aproximarse a las comunidades, tuvieron la ventaja de contar en el equipo con una líder del pueblo Camentsa. “De esta forma se logró una concertación vivencial que permitió elaborar una cartilla que recopila los pilares de educación para uso en los pueblos indígenas y se presentará a la institucionalidad el próximo 15 de enero”, afirma.

En Soacha, Cundinamarca, EcoRed, conformada por la Fundación para la Investigación Agroambiental, la Fundación Acepta el cambio para la vida nueva y la Asociación de padres para el bienestar del niño, fue otra de las escogidas por el panel de expertos.  Esta iniciativa, que trabaja con 2.100 niños de m 2 a 5 años, ha establecido huertas urbanas en unidad de protección y en las casas de las familias de los niños. La red cuenta además con una huerta comunitaria en el municipio de Sibaté donde cultivan parte de las verduras que requieren para alimentar a los niños. El propósito es mejorar los hábitos alimenticios de la población infantil y brindar nuevos elementos dentro de la educación temprana.

Este proyecto ha sido muy bien recibido por las madres comunitarias y las cabezas de familia, ya que muchos de ellos por ser desplazados tienen un origen campesino.  “En vez de flores en la entrada a algunos conjuntos residenciales, hoy se ven lechugas”, sostiene Angélica Rubio, trabajadora social de EcoRed.

Esta red, para la que el mayor desafío fue articularse dentro de su propia heterogeneidad, desarrolló un kit pedagógico como herramienta para ser implementada por los docentes durante los diferentes momentos pedagógicos.

Un trabajo similar se viene desarrollando en los municipios risaraldenses de Guática, Mistrató, Quinchía y Belén de Umbría. En esta región la red Fortalecimiento ambiental nutricional a primera infancia (FANPI), de la mano de su aliado Smurfit Cartón de Colombia, viene trabajando para consolidar huertas comunitarias y promover la conservación del bosque. 

En una región donde la mayoría de padres trabajan en el sector agropecuario o de minería, se ha logrado que las mismas familias surtan de productos a los hogares comunitarios y operadores del ICBF ubicados en estos municipios y tengan así una entrada adicional de dinero. 

Esta red ha dictado talleres teórico-prácticos para capacitar a las familias en la preparación de las verduras con el fin de garantizar la inclusión de este grupo de alimentos en la ración diaria que se ofrece a los niños. En paralelo se ha desarrollado un programa de educación ambiental para conservar el bosque durante los diferentes momentos pedagógicos programados con los niños. “Esta iniciativa ha logrado beneficiar más de 10.000 niños”, asegura Ángel Aguirre, funcionario de la red FANPI.

Esta experiencia ha dejado muchas enseñanzas para todas las partes involucradas, así lo dejó ver una de las psicólogas del ICBF, María Consuelo Gaitán, quien asegura que con estas redes se ha logrado un mayor reconocimiento entre los actores para trabajar con una misión en común, la población infantil.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.