Bogotá es una ciudad que no para de crecer, debido al aumento exponencial de su población se ha generado un gran déficit habitacional. Este problema se ha sumado a otros como el dilema de expandir la ciudad o hacer que esta crezca hacia arriba (más edificios). Además, también hay un déficit de espacio público (un promedio de 6,3 metros cuadrados por habitante) cuando lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 15 metros cuadrados por persona.

A pesar de las críticas que ha recibido la Alcaldía por su política de urbanizar diferentes predios de la ciudad, entre los cuales estaría la reserva Thomas Van Der Hammen en el norte de la capital, el distrito considera que solucionar el déficit habitacional es su prioridad.

Según información del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y  la Secretaría de Hábitat, en 225,3% aumentó el área licenciada de viviendas de interés social (VIS) y prioritario (VIP) en Bogotá. Del total de 224.069 metros cuadrados licenciados, 181.043 fueron destinados para vivienda en enero del 2017.

El aumento de las unidades licenciadas en vivienda VIS en el arranque del año (238% más), está explicado por el extraordinario comportamiento de las unidades licenciadas de vivienda de interés prioritario (VIP). Bogotá con 1.189 unidades, representó el 72,5% del total de unidades VIP en el país en el primer mes de este año.

“Mejorar la calidad de vida de los bogotanos es una prioridad para el alcalde Enrique Peñalosa y una de las maneras empleadas es buscar fórmulas para que los ciudadanos cumplan su sueño de tener casa propia. Por ello es una gran noticia mencionar que en tan solo el mes de enero se licenciaron 2.500 unidades de viviendas, 1.822 VIS y 678 No VIS, las cuales son cifras importantísimas para una ciudad que tiene un déficit habitacional”, dijo María Carolina Castillo, secretaria Distrital del Hábitat.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.