La llamarada solar del miércoles fue capturada por un observatorio de la NASA.

El Sol emitió una llamarada significativa el pasado miércoles al mediodía, inmediatamente científicos y organizaciones del todo el mundo prendieron las alarmas sobre el impacto que tendría esta una vez llegue a la tierra. 

Los meteorólogos del Centro de Predicciones Meteorológicas del Espacio aún no saben en qué momento llegará la tormenta solar a Tierra y qué parte del planeta estará de frente al sol y se llevará la peor parte de los efectos. Podría ser entre la mañana del viernes y un par de días después.

Tom Berger, director del Centro, señaló que los científicos tendrán un pronóstico más claro una vez que reciban información de satélite. La NASA también hizo eco de la noticia y de paso recalcó que la radiación dañina de la llamarada no puede pasar a través de la atmósfera, por lo que esta no afectará físicamente a los humanos

La llamarada es considerada extrema, está clasificada como una de la clase X1.6. La clase X denota las llamaradas más intensas, mientras que el número da información sobre su fuerza. Un X2 es doblemente intensa que una X1, y por ende un X3 es tres veces más intensa.

Estas llamaradas por lo general causan tormentas geomagnéticas capaces de cortar temporalmente el suministro de algunas redes eléctricas. También pueden causar daños en satélites e interrumpir las transmisiones de radio. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.