Por recomendación de su médico homeópata, Ana María lleva un año comiendo de todo, pero intenta no mezclar proteínas con carbohidratos. Las frutas y las verduras son su comodín, es decir que las puede comer permanentemente.

 

Desayuno

Tan pronto se levanta se toma un jugo verde (manzana verde, apio, limón, espinaca, jengibre y piña) o una porción de papaya o piña, normalmente con un poco de granola con miel.

Huevos con brócoli, cebollita y ajo.

Berenjenas asadas, arepa con tomate o arepa con aguacate.

 

Media mañana

 Salpicón.

 

Almuerzo

Pescado: salmón o trucha.

Diferentes tipos de ensaladas o carbohidratos como pasta con tomate, albahaca y berenjenas.

Siempre remata con algo dulce: una chocolatina, helado, arequipe o bocadillo.

 

Media tarde

Paquete de rosquillas o achiras.

 

Cena

Normalmente es una arepa con suero o con tomate, siempre antes de las 7 p.m.

 

Lo que no puede faltar

El tomate, los rábanos y el limón.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.