Manuel Andrés, presidente de Nestlé.

Semana Sostenible: Cosecha Selecta hace parte del Plan Nescafé, estrategia valor compartido de Nestlé que se enfoca en los caficultores y en el desarrollo rural ¿Por qué surgió el Plan?

Manuel Andrés: Lo que nosotros llamamos creación de valor compartido es parte intrínseca de la estrategia de la compañía. Tanto así que  Nestlé mundo le ha dedicado US $350 millones. Lo que hacemos con este Plan es tomar materias primas, agregarles valor y venderla con ese valor agregado. Una transformación de una materia prima en algo que el consumidor percibe como algo más que un ingrediente básico. Con eso y mente y luego de existir por casi 150 años algo que tenemos claro es que queremos seguir trayendo beneficios de alimentación, nutrición y salud a los consumidores en Colombia por 150 años más.

Semana Sostenible: ¿Por qué el café como centro de este Plan?

Manuel Andrés: Como trabajamos en muchas áreas del campo una de ellas es donde se cultiva café. Somos los primeros compradores de café en Colombia y como tal vivimos ciertas problemáticas que vive el campo e intentamos ser parte de la solución. No solo en Colombia , sino en otros países. En Colombia tuvimos un problema muy serio en 2010 después de las lluvias intensas que llenaron los cultivos de roya, hongo que infecta las hojas del cafetal que terminan por caerse. Por eso nació la idea de desarrollar una planta resistente a la roya. Hoy, con un plan que ya está en 17 municipalidades, podemos distribuir 20 millones de plantas en todo el país.

Semana Sostenible: ¿Cómo funciona este Plan? y ¿A cuántas personas ha llegado?

Manuel Andrés: Esto empezó en 2010 y busca apoyar al caficultor para que la gente pueda producir más, producir un producto de mejor calidad y para que tengan mejores ingresos. Lo que lanzamos en 2010 fue la primera fase que llegó a cuatro municipios del Valle del Cauca, donde tenemos nuestra operación, que fueron: Andalucía, Bugalagrande, Sevilla y Tuluá. Luego, en 2013, se llegó a los municipios  de Caicedonia, Roldadillo y Bolívar. Esto suma 7 municipios en total donde se han entregado más de 15.5 millones de plantas  resistentes a la roya, que ocupan 2.724 hectáreas  en 3.388 fincas donde se han capacitado a más de 5.685 cafeteros.

La segunda fase, que se puso en marcha en 2014, llegó a cuatro municipios de Risaralda donde también operamos: Balboa, La Celia, Santuario y Belén de Umbría. En esta fase se busca entregar 2 millones de plantas, renovar 335 hectáreas y capacitar a 5.685 caficultores de los que 135 también serán entrenados en el Código 4C, que es el Código de conducta para la comunidad cafetera.


Viveros de las plantas resistentes a la roya.

Semana Sostenible: ¿Cuánto tiempo va a durar la segunda fase?

Manuel Andrés: Son casi 50 millones de plantas que queremos entregar de aquí a 2020. Esto lo estamos haciendo con socios como la Federación Nacional de Cafeteros. Todo para que el caficultor pueda tener mayor renovación, mayores oportunidades para tener mejores rendimientos por hectárea.

Semana Sostenible: El Plan, aparte de darle importancia a los caficultores, también tiene como meta que los consumidores entiendan que este es un producto local, sostenible y que apoya las cosechas del campo colombiano. ¿Cómo están transmitiendo este mensaje?

Manuel Andrés: La primera acción, que ya se hizo, fue el lanzamiento a comienzos de junio de Cosecha Selecta en los supermercados, que es la primera edición limitada fruto del Plan Nescafé que es un café soluble especial cosa que las mismas cajas explican. Ha sido un éxito y pensamos que va a durar de dos a tres meses en el punto de venta. Este es un primer paso que estamos dando. Pero esto es algo que hacemos con total libertad. La producción de este café es continua, pero no hay ningún vínculo que obligue a los caficultores a vendernos solo a nosotros, no es algo que impongamos. Lo que sí hacemos es mandar parte de lo que compramos a exportación en grano verde que sirve como materia prima para otras líneas de nuestra producción, como dolce gusto o premium espresso, en todo el mundo.

Semana Sostenible: Este Plan se construye con base en el valor compartido, ¿cierto?

Manuel Andrés: Parte de la existencia de nuestra compañía es posible si tenemos en cuenta el entorno y la sostenibilidad de este y las comunidades. Si quieres que se te vea como una empresa seria tienes que cumplir con lo básico como: pagar salarios justos, preocuparnos por las comunidades que impactamos, etc. Dentro de sostenibilidad entra la creación de valor compartido que tiene tres pilares: agua, nutrición y desarrollo rural. Por eso, a finales de este año vamos a lanzar también otra arista del Plan donde en los cultivos se van a monitorear la utilización del agua y el cuidado de las cuencas.

Con el valor compartido, además, el Plan va un paso más allá porque es, justamente, creación de valor, pero compartido. Eso genera una sociedad a largo plazo con las comunidades, en este caso con los caficultores. Además, incluye una parte educativa que va más allá de solo entregarles las plantas.

Todos estos planes nacen por una situación en la que entendemos que se necesita la renovación de cultivos. Pero nosotros no entramos en plan benefactor, sino con nuestro know how buscamos un gana-gana. Si un caficultor le puede sacar 300 kilos más de pepa, resistente a la roya, a una hectárea él recibe más dinero, yo recibo materia prima de más calidad y sin viajar tanto. Así, el proceso se vuelve más eficiente.

Semana Sostenible: Estas plantas, ¿cómo se entregan? ¿dónde se cultivan?

Manuel Andrés: Tenemos viveros. Después de que sacamos la planta del vivero se la entregamos al caficultor, le hacemos un acompañamiento en su cultivo y tratamos de inculcarles un pensamiento más competitivo, que tengan pensamiento de importación y exportación, que tengan, a final de cuentas, una política mucho más empresarial del manejo del café. También nos preocupamos por el uso del agua, que no haya trabajo infantil etc.

Al final este programa, que es la estrategia de la compañía, le apunta al tejido social porque es un ciclo perfecto. Como te decía nuestra estrategia de valor compartido tiene sus tres ejes y conellos generamos un ciclo en el que se mejora la competitividad no solo de los caficultores o de la empresa, sino del país.


Plantas resistentes a la roya en su primera etapa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.