Protestas en contra de la ley.

La ley, según es citada por el Huffington Post, dice:

“Ejercicio de la religión” significa la práctica u observancia de la religión, contemplando la capacidad de actuar o rechazar actos motivados substancialmente por la creencia religiosa aun si esta no es de ejercicio obligatorio o pertenece a un sistema más grande de creencias.

El partido Demócrata ha respondido con ímpetu en contra de esta iniciativa, argumentando que podría ser la puerta de entrada para que otros proyectos de este tipo sean aprobados, y que podría tener un impacto negativo en la economía del estado.

Esto último se debe a que esta legislación permitiría que los dueños de establecimientos comerciales ejerzan la creencia religiosa para negarles la admisión a algunas personas.

La senadora de este partido, Anna Tovar, expresó en un comunicado que la ley “permitiría la discriminación bajo el disfraz de la libertad religiosa” y que “muchos ciudadanos de Arizona se sentirían miembros de una clase separada y desigual a causa de su orientación sexual”.

En defensa del proyecto, que ha sido enviado al senado Estatal de Washington para ser revisado, Steve Yarbrough, senador republicado que impulsa la ley dijo durante el debate que “la ley es un instrumento para proteger de la discriminación a personas que viven de su fe”.


Con información de The Huffington Post. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.