| 2016/09/15

“Nuestra idea no es invadir los pueblos”

Semana Sostenible habló con Wilfredo Grajales, director del Idipron, sobre la controversia que generó el anuncio del posible traslado de drogadictos a Acandí. El funcionario reitera que la intención no es exportar problemas.

“Nuestra idea no es invadir los pueblos”

El pasado martes en horas de la noche trascendió una noticia sobre la intención del Instituto para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron) de hacer uso de dos centros para el tratamiento de la drogadicción ubicados en Acandí (Chocó) y El Tuparro (Vichada). La respuesta de las autoridades en el departamento costero no se hizo esperar, la alcaldesa Lilia Córdoba y líderes de la región se mostraron sorprendidos porque nunca se les consultó la idea, no se oponen al tratamiento de los drogadictos pero si querían conocer de primera mano los detalles del plan.

Wilfredo Grajales, actual director del Idipron habló con este medio sobre la situación, aclara que todo fue un malentendido y reitera que la propuesta está en etapa preliminar.

Semana Sostenible: ¿Cuál cree usted que es la razón para que se haya generado tal controversia?

Wilfredo Grajales: Yo hice el anunció porque estaba hablando de otros temas de la entidad sobre unos centros similares que tenemos en Carmen de Apicalá y Melgar. Soy consciente que me equivoqué, me dejé picar la lengua y anuncié algo que estaba hasta ahora en etapa de estudio. De ahí que no se hubiera todavía contactado a las comunidades de Chocó y Vichada.

Semana Sostenible: Entonces, ¿no se van a llevar a personas del Bronx a estos lugares?

Wilfredo Grajales: Eso está en etapa de estudio, quizás algunos vayan pero hay que tener en cuenta que las personas del programa ya estarían en un proceso de desintoxicación. En las declaraciones que di pareció que estaba anunciando que mañana los llevaríamos, pero la realidad es distinta. Me preguntaron cuanta gente cabe allá dije 600 y quizás ese fue el error.

Semana Sostenible: ¿En este momento en que va el plan?

Wilfredo Grajales: De momento, seguiremos estudiando la opción pero dada la coyuntura no sabemos si se va a materializar. Yo soy de las personas que planifican muy bien y si hay duda de que algo no es bueno, prefiero no hacerlo.

Semana Sostenible: ¿Ha hablado con la alcaldesa de Acandí?

Wilfredo Grajales: Sí, pero preferiría que la situación se calme para explicarle bien los alcances. Además, nuestra intención es dejarle algo a la región.

Semana Sostenible: ¿Cree que este tema tomó más fuerza porque se le metió política?

Wilfredo Grajales: Yo creo que sí. Este es un tema de la Alcaldía pero es más del Idipron, de su historia y de dar posibilidades a estos muchachos que quieren recuperarse. La idea no es invadir pueblos como pudo llegarse a entender. Llevar personas en recuperación fuera de Bogotá es algo que se ha hecho durante décadas, no es nuevo ni experimental.

Semana Sostenible: ¿No era mejor haber hablado con todos antes de anunciar?

Wilfredo Grajales: Esa es la instrucción que yo le doy a todo. Y claramente aquí hubo una falla.

Semana Sostenible: En términos de profesionales ¿Cuál sería el respaldo para los primeros beneficiarios?

Wilfredo Grajales: El grupo inicial sería de 100 personas acompañadas por 40 profesionales de toda índole. Nosotros apostamos por conformar equipos con gente de las regiones, porque llevarlos desde acá resulta costoso. Reitero que no es una cosa que nos estemos inventando.

Semana Sostenible: En décadas pasadas la población que atendió este centro estaba compuesta más que por todo niños, ¿las edades de los receptores de la ayuda en que rango estaría?

Wilfredo Grajales: En esas décadas la población de los habitantes de calle estaba compuesta, en su mayoría, por muchos niños y adolescentes. Ahora hay niños en la calle pero son muy pocos. Quienes harían uso de estas instalaciones serían personas mayores de 18 pero pocos pasan de los 28 años, porque el Idipron trabaja solo con personas hasta los 28 años.

Semana Sostenible: ¿Qué trabajos harían?

Wilfredo Grajales: Si bien se reacondicionarían algunas instalaciones, la idea es que estas personas ayuden a construir partes de sus alojamientos, una construcción para la construcción de vida. Allí se levantaría para no tumbar. También habría un taller de cocina y una panadería.

Semana Sostenible: Es de dominio público que Acandí no cuenta con un hospital, ¿en caso de una eventualidad cuál sería el procedimiento?

Wilfredo Grajales: A nosotros la Secretaría de salud de Bogotá nos garantiza la revisión de los muchachos y nos ayuda a decidir quiénes serían aptos para viajar a la zona y vivir allá un buen tiempo. También estamos buscando en el sector privado apoyo para que nos acompañen dos doctores pues nosotros llevamos enfermeras y otros profesionales. En caso presentarse una urgencia a la persona la movilizaríamos por Capurganá.

Semana Sostenible: ¿Algún mensaje final para acabar con las especulaciones?

Wilfredo Grajales: Invito a que no seamos una sociedad estigmatizadora. Hay temores pero lo que yo busco es que mis palabras sean conciliadoras. Lo que sí quiero es que entiendan y apoyen a estos muchachos.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.