Foto: AP/Archivo SEMANA

“Invito a todos los colombianos a replantear los paseos de olla que acostumbran a hacer en épocas de Semana Santa. No solo porque generalmente contaminan  las fuentes hídricas, sino porque pueden causar incendios forestales”. Esa fue la primera recomendación del general William Salamanca en la rueda de prensa que organizaron esta mañana el Ministerio de Ambiente y la Policía Nacional para anunciar las acciones contra los impactos ambientales de Semana Santa.

El general Salamanca es el Director de Protección y servicios especiales de la Policía, y una de sus funciones es garantizar que dicha institución esté articulada con las corporaciones autónomas regionales en la lucha contra los delitos ambientales. Según él, esta alianza ha logrado hasta el momento la captura de 1.570 personas por diferentes atentados contra la naturaleza. Su labor toma relevancia cuando se aproxima la Semana Santa, una época aumenta la depredación de la flora y la fauna del país.

En ese sentido, tal vez el menor sacrificio que tendrán que hacer los católicos la próxima semana será no ir al paseo de olla. Según el general Salamanca, en el último año incautado se han incautado cerca de 150.000 huevos de iguana y 6.700 tortugas hicoteas, que son alimentos consumidos sobre todo en la costa norte de país, pero que están prohibidos porque afectan especies amenazadas. Y como en Semana Santa muchas personas dejan de comer carne, el comercio de los huevos y de las tortugas aumenta significativamente.

Por eso el llamado del general es que las personas no solo se abstengan de comprar, sino que denuncien a quienes estén comerciando con estos animales. Otra recomendación es no celebrar el domingo de ramos con arreglos elaborados con hojas de palma de cera, un símbolo natural del país que está en peligro de extinción debido principalmente al avance arrasador de la ganadería, pero que en estas épocas es apetecido por los fabricantes de estos artículos.

“La Policía estará muy atenta vigilando en las carreteras y en los terminales de transporte para evitar el tráfico de estos elementos, pero también le pedimos a los colombianos que pongan de su parte para evitar que la celebración de Semana Santa se convierta en un factor de afectación ambiental. No podemos tener un agente en cada esquina para vigilar que la gente cuide la naturaleza”, concluyó el general Salamanca.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.