Una abeja cortando hojas.

En nuestro planeta, hasta el 2010, se produjeron 230 millones de toneladas de plástico, las cuales tras ser utilizadas tienen como destino frecuente diferentes ecosistemas naturales, persistiendo en estos por muchos años.

Pero, parece ser que la naturaleza en cierta medida se está adaptando a la contaminación generada por el hombre.

Un estudio reciente de la Universidad de York en Canadá, publicado por la revista científica Ecosphere encontró que dos especies de abejas en este país están utilizando poliuretano y polietileno para construir sus nidos.

En la investigación realizada por Scott MacIvor y Andrew Moore se explica que “aunque el impacto adverso que (el plástico) tiene en los ecosistemas y las especies ha sido documentado, pocas observaciones se han hecho acerca de la flexibilidad y adaptación de las especies, particularmente los insectos, a entornos dominados por este material”.

Los científicos observaron  dos especies de abejas cortadoras de hojas,  y encontraron que los materiales que estas utilizaban para construir sus nidos, como bolsas de plástico de polietileno,  se asemejaban en algunas características a las flores y hojas normalmente utilizadas en este proceso.

  

Además, se determinó en el estudio que una de estas especies, la abeja cortadora de hojas Alfalfa, utilizó este tipo de materiales para constituir un 23 por ciento de las celdas en los nidos, una de las razones por las cuales los científicos consideraron que “la estructura del material es más importante que su composición química u otras características de este”.

Otras especies que también reciclan son las aves del paraíso, originarias de Oceanía, el cangrejo ermitaño y algunas clases de pulpos. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.