;
AFP

El visto bueno, este martes, de la Eurocámara a la ratificación por parte de la UE del Acuerdo de París acerca la entrada en vigor del primer pacto mundial contra el calentamiento global, en un tiempo récord respecto a los ocho años que necesitó el Protocolo de Kioto.

Tras los principales contaminantes del planeta -China, Estados Unidos e India-, la Unión Europea (UE) podrá presentar en los próximos días su ratificación ante Naciones Unidas, al mismo tiempo que los países suropeos con su proceso nacional finalizado.

"Por la humanidad y las próximas generaciones, los animo a apoyar una ratificación rápida del Acuerdo de París. Tienen la oportunidad de hacer historia", animó en un discurso a los parlamentarios el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, antes de la votación.

El 12 de diciembre, 195 naciones se comprometieron en la conferencia del clima de París (COP21) a detener el aumento de la temperatura del planeta "muy por debajo de los 2ºC", y ayudar económicamente a los países más vulnerables al calentamiento global.

Para la entrada en vigor del acuerdo, que sustituirá a partir de 2020 al actual Protocolo de Kioto, los países que representan el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) deben ratificarlo.

La primera condición ya se cumplió con la ratificación de 62 países, y la segunda se podrá completar esta semana tras el voto favorable de los europarlamentarios y el inminente visto bueno formal del Consejo de la UE, que ya se mostró favorable a ello hace unos días.

En concreto, el 55% se superará cuando la UE, junto a los países del bloque que finalizaron sus procedimientos nacionales (Alemania, Austria, Francia, Hungría, Eslovaquia, Malta y Portugal), presenten ante la sede de Naciones Unidas en Nueva York sus ratificaciones.

"Los siete países europeos presentarán el viernes por la mañana sus instrumentos de ratificación", anunció la actual presidenta de la conferencia del clima, la ministra francesa Ségolène Royal.

‘Carrera contra el tiempo‘

Los movimientos se aceleraron en las últimas semanas para que el Acuerdo de París se encuentre ya en vigor durante la próxima conferencia del clima, prevista en noviembre en Marruecos (COP22), cuando sólo los países que presentaron sus ratificaciones antes del 7 de octubre podrán empezar a negociar cómo dar vida a este pacto mundial.

Su entrada en vigor tendría lugar unos diez meses después de su concepción en París, un tiempo récord si se tiene en cuenta que el actual Protocolo de Kioto necesitó ocho años.

Estados Unidos y China presentaron sus ratificaciones el 3 de septiembre, e India el pasado 2 de octubre, obligando a la UE a forzar la máquina para no descolgarse del grupo de países que negociarán en Marrakech.

Los 28 optaron por un procedimiento inédito, que generó reticencias entre algunos miembros del bloque, ya que permite excepcionalmente a la UE presentar sus ratificaciones ante la ONU, sin esperar a que todos los países europeos hayan finalizado sus procesos nacionales.

España, por ejemplo, no podrá hacerlo a tiempo al contar con un gobierno sólo en funciones.

"Europa muestra hoy que es capaz de grandes cosas cuando sabe conjugar sus energías y sus fuerzas", dijo el presidente del ejecutivo europeo, Jean-Claude Juncker.

Argentina, Brasil, Honduras, México, Panamá y Perú también contarán con voz y voto en esta ciudad turística marroquí, en un momento en que la lucha contra el calentamiento global se hace cada vez más imperiosa, como alertaron recientemente siete reconocidos climatólogos.

El planeta está a punto de romper su tercer récord anual consecutivo de calor desde que se miden las temperaturas, en 1880.

"Estamos realmente en una carrera contra el tiempo", subrayó el lunes el presidente estadounidense Barack Obama, quien ha hecho de la lucha contra el calentamiento global una prioridad en sus ocho años en el poder.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.