El secretario de Estado, John Kerry, dijo que Estados Unidos "reconoció (su) parte de culpa" por los años de dificultades para garantizar una acción global contra el cambio climático.
;
AFP

El histórico acuerdo de París sobre el cambio climático está más cerca de hacerse realidad después de que otros 31 países lo ratificaran este miércoles en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El secretario general del organismo internacional, Ban Ki-moon, manifestó su optimismo en que el acuerdo, por el que los países se comprometen a tomar medidas para limitar el aumento de las temperaturas, entrará en vigor antes de que termine el año.

"El momento es extraordinario", dijo el secretario general saliente de la ONU, quien convocó una reunión sobre el acuerdo de París durante la asamblea anual de líderes en la ONU.

"Cuando el acuerdo de París entre en vigor este año, será un gran paso adelante en nuestro camino hacia un futuro más seguro, más equitativo y más próspero", agregó.

El acuerdo de París, sellado el año pasado en la capital francesa, obliga a los países a tomar medidas para que la temperatura global no aumente más de 2ºC con respecto a los niveles preindustriales, evitando así los peores efectos del cambio climático.

Lea: Que sigue para que entre en vigencia el acuerdo de la COP 21

Los científicos sostienen que ese incremento de la temperatura sigue representando un riesgo, pero puede ahorrarle al planeta los peores efectos del cambio climático, como catastróficas inundaciones, tormentas y sequías, la extinción de especies y el desplazamiento de poblaciones humanas.

El ministro de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica, Edgar Gutiérrez, dijo que el acuerdo no era suficientemente ambicioso ante las evidencias científicas disponibles y pidió que no se superara un incremento de las temperaturas de 1,5°C respecto a la era preindustrial.

"El cambio climático ya es peligroso, ya ha superado la capacidad de muchos países de adaptarse a él, ya hemos perdido vidas, estamos perdiendo especies y hemos perdido tierras y edificaciones", dijo Gutiérrez, quien también habló en nombre de Etiopía y Filipinas.

Por su lado, Mattlan Zackhras, delegado de las islas Marshall, advirtió que a pesar de las promesas incluidas en el Acuerdo de París, el planeta se encamina a un aumento de 3°C, lo que "borrará a mi país y a muchos Estados insulares del Pacífico", dijo a reporteros.

Entrada en vigor del acuerdo

Para que el acuerdo entre en vigor, deben ratificarlo al menos 55 países responsables del 55% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Con las adhesiones de este miércoles, un total de 60 países se sumaron al Acuerdo de París. Sin embargo, ellos son responsables de algo menos del 48% de las emisiones totales, según datos de la ONU.

La oficina de Ban dijo que otros 14 países, responsables del 12,58% de las emisiones globales, tienen previsto firmar el acuerdo este año, lo que supone que con toda seguridad el pacto entrará en vigor, salvo que ocurra un imprevisto cambio de disposiciones.

Entre los países que este miércoles se sumaron al acuerdo están los grandes países latinoamericanos como Argentina, Brasil y México, así como importantes productores de petróleo, como Brunei y Emiratos Arabes Unidos. 

También se sumó a la lista Marruecos, que acogerá la próxima conferencia de la ONU sobre el clima, a partir del 7 de noviembre en Marrakech.

Por su parte, la Unión Europea ratificará el acuerdo "en las próximas semanas", dijo a la prensa el comisario europeo de Acción para el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete.

El acuerdo recibió un gran impulso a principios de este mes, cuando China y Estados Unidos, los dos principales emisores de gases de efecto invernadero, lo ratificaron durante una cumbre entre los presidentes Barack Obama y Xi Jinping. (Vea: Una buena señal para el medioambiente)

Ante la oposición política del partido republicano, Obama ha tenido que recurrir a decretos presidenciales en esta materia, entre ellos para regular las plantas eléctricas y las emisiones en el país.

El secretario de Estado, John Kerry, dijo que Estados Unidos "reconoció (su) parte de culpa" por los años de dificultades para garantizar una acción global contra el cambio climático.

"Esa es una de las razones por las que el presidente Obama y yo nos hemos centrado tanto y hemos estado tan comprometidos con intentar lograr una diferencia y ayudarnos a estar donde estamos hoy", dijo Kerry en las Naciones Unidas.

Kerry señaló los récords de altas temperaturas, así como las crecientes incidencias de enfermedades relacionadas con el agua y con su escasez, como motivos para ser ambiciosos en la reducción de las emisiones.

"Si aún hay alguien que duda de la ciencia, no tiene más que mirar, sentir y darse cuenta de lo que ocurre hoy en el mundo", apuntó.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.