;
AFP

En una investigación publicada en el Día Mundial del Agua, la agencia de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advirtió que en poco más de dos décadas casi 600 millones de niños estarán viviendo en áreas con fuentes de agua potable severamente limitadas, ya que el crecimiento demográfico y la creciente demanda de agua chocan con los efectos del cambio climático.

Más de 36 países están actualmente soportando una escasez extrema de agua, señaló el informe, con una demanda de agua que supera los suministros renovables disponibles.

Le puede interesar: Día del agua: el líquido vital que poco apreciamos

El aumento de las temperaturas y las sequías pueden dejar a los niños en riesgo de deshidratación, según la Unicef. En tanto que el aumento de las lluvias y las inundaciones pueden destruir la infraestructura de saneamiento y ayudar a propagar enfermedades transmitidas por el agua como el cólera.

Más de 800 niños menores de cinco años mueren diariamente debido a la diarrea relacionada con un saneamiento deficiente y pocas fuentes de agua limpia, según el informe.

La sequía y los conflictos están detrás de la escasez de agua en algunas partes de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen, donde casi 1,4 millones de niños se enfrentan a un "riesgo inminente de muerte" por hambre, agregó.

En Etiopía, por su parte, más de 9 millones de personas no tendrán acceso al agua potable este año, de acuerdo a proyecciones de la agencia.

“Millones de niños no tienen acceso al agua potable, lo que pone sus vidas en peligro, socava su salud y amenaza su futuro”, dijo el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.

Vea también: 10 datos acerca del agua que quizás usted no conoce

La crisis “empeorará si no actuamos colectivamente ahora”, agregó.

La Unicef instó a las comunidades a diversificar las fuentes de agua y a los gobiernos a priorizar a los niños vulnerables en el acceso al agua potable.

En otro informe publicado el miércoles, la ONU dijo que reciclar las aguas residuales del mundo -la mayoría no tratadas- aliviaría la escasez mundial al tiempo que se protegería el medio ambiente.

Dos tercios de todos los seres humanos viven en áreas que sufren escasez de agua al menos un mes al año, la mitad de ellos en China e India.

El año pasado, la encuesta anual del Foro Económico Mundial de los líderes de opinión identificó las crisis de agua como el principal riesgo mundial durante la próxima década.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.