El auge de las consultas populares sigue creciendo en el país. Esta semana se conoció que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca declaró la constitucionalidad de la pregunta que tendrán que responder los habitantes de Pasca sobre el desarrollo de actividades petroleras en su jurisdicción. Con ello, este pueblo de 13.000 habitantes ubicado en la provincia del Sumapaz se suma a la ya larga lista de municipios que pretenden someter a votación la ejecución de proyectos minero-energéticos en sus territorios.

“¿Sí o no está de acuerdo con que se ejecuten actividades exploratorias, sísmicas, perforaciones, explotaciones, producción y transporte de hidrocarburos en el municipio de Pasca?”. Esta es la pregunta que tendrán que responder los pasqueños en una jornada electoral cuya fecha se conocerá este viernes. Entre tanto, Semana Sostenible buscó al alcalde, Carlos Muñoz, para conocer sus opiniones respecto a la consulta que decidirá el futuro de los bloques Cor 4 y Cor 33 entregados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) a la empresa Canacol Energy.

SEMANA SOSTENIBLE: ¿Cómo comenzó este proceso?

CARLOS MUÑOZ: Esto inició hace seis meses porque la Corporación Corpocuja, que agrupa a los acueductos comunitarios y los distritos de riego de la cuenca del río Cuja, que es tributario del Sumapaz, hizo el ejercicio de recoger las firmas necesarias para iniciar el proceso de preguntarle a la gente si quiere que se hagan proyectos petroleros en el municipio. En el mes de febrero, previo concepto favorable del Concejo, radicamos la pregunta ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, la cual aceptó la constitucionalidad de la misma y con ello dio vía libre a la consulta popular. Este viernes nos vamos a reunir en el Concejo con Corpocuja y el registrador para presentarle al Consejo Nacional Electoral una fecha tentativa para realizar la jornada. La ley obliga a que esto ocurra en los 90 días siguientes a la notificación de la decisión del Tribunal, así que a más tardar a finales de agosto sabremos la respuesta de la gente sobre los proyectos petroleros en Pasca.

Vea también: Dejémonos de vainas: las consultas populares para temas mineros son viables 

S.S.: ¿Por qué apoya la consulta?

C.M.: Porque los bloques petroleros Cor 4 y Cor 33 abarcan todo el municipio de Pasca. Cuando uno ve los mapas se da cuenta de que afectan hasta el páramo del Sumapaz, que es el más grande del mundo y que ni siquiera está delimitado. Con la consulta estamos tratando de proteger el recurso vital para el sustento del ser humano, que es el agua. Acá no estamos hablando solo de las amenazas sobre Pasca, sino de toda la región del Sumapaz que, entre otras, le surte el agua a los 9 millones de habitantes del Distrito Capital. Aparte de eso, la explotación petrolera pone en riesgo nuestra seguridad alimentaria. Pasca es la capital agrícola del Sumapaz. De aquí sale diariamente cualquier cantidad de toneladas de papa, cebolla, arveja, arracacha, mora y gulupa, entre otros productos, hacia Corabastos. Definitivamente un proyecto de estos sería fatídico para nosotros.

Le recomendamos: Las voces de los damnificados del "desarrollo" 

S.S.: ¿Un proyecto petrolero en pleno páramo de Sumapaz?

C.M.: Es que en la ANH no han sido juiciosos con el tema. Con todo respeto, un burócrata en una oficina en Bogotá no conoce los terrenos sino que coge un mapa y lo llena de cuadros y le dice a las empresas: “hágale, ya tiene el derecho de explotar esas zonas”. De esa manera entregan unos páramos que no se han delimitado por las autoridades ambientales y que obviamente se van a ver afectados por estas actividades. Afortunadamente los territorios son autónomos y la Constitución nos da toda la potestad para que el pueblo pueda definir qué sucede en su territorio.

S.S.: ¿Cómo son sus relaciones con la empresa?

C.M.: Nunca he apoyado esos proyectos. Desde el principio fui muy enfático con la empresa en que no estoy de acuerdo con la explotación petrolera en Pasca. Ellos están buscando la licencia ambiental de exploración y en varias veredas trataron de hacer la socialización del proyecto, pero fueron rechazados por las comunidades. La gran mayoría de la gente está en contra de eso porque es consciente de que puede ser un peligro. Si con esto del cambio climático hemos sufrido de escasez de agua con esos veranos tan fuertes, imagínese cómo será con una explotación petrolera. Nosotros somos los que vivimos en el territorio y sabemos cómo nos pueden afectar este tipo de proyectos.

Lea más: A propósito de Cajamarca: seguridad jurídica vs decisiones ciudadanas 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.