| 2017/05/23

El primer atlas sobre Amazonía y cambio climático

Dos herramientas interactivas permiten conocer datos, hasta ahora desconocidos, sobre la relación de las áreas protegidas de la selva tropical más grande del planeta con el cambio climático. Está disponible para expertos y el público en general.

El primer atlas sobre Amazonía y cambio climático

Las comunidades que habitan la Amazonía conocen de cerca lo que ha significado el cambio climático en la región. A comienzos de abril, cientos de personas perdieron la vida en Mocoa luego del desbordamiento de tres ríos por cuenta de las lluvias. Por la misma época, en Bolivia, miles familias dejaron de recibir ingresos debido a la caída en un 80% del cultivo de nuez amazónica y a comienzos del año, cientos de personas resultaron damnificadas por múltiples inundaciones del río Madre de Dios en la Amazonía peruana.

Aunque este tipo de fenómenos vienen ocurriendo con mayor intensidad y frecuencia, era muy poco lo que se sabía sobre la relación de la Amazonía y el cambio climático, y el rol de las áreas protegidas como soluciones naturales frente a este desafío global. Como un importante aporte a ese vacío, hace pocos días fue publicado el primer Atlas amazónico interactivo con enfoque de cambio climático, que recoge buena parte de los resultados que se han logrado hasta ahora en la iniciativa Visión Amazónica, con la participación de WWF, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente (PNUMA) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El Atlas cuenta con dos herramientas interactivas con una amplia selección de mapas y está disponible para el público en general. La herramienta permite entender la dimensión de este enorme tesoro natural habitado por más de 34 millones de personas, y que se extiende por nueve países en un área de más de 6,7 millones de kilómetros cuadrados.

La distribución de las áreas protegidas y las comunidades indígenas, las áreas a las que se les debe dar prioridad con acciones de conservación, así como las zonas que se encuentran en mayor riesgo por cuenta del cambio climático son solo algunos de los datos que se pueden encontrar en la publicación. También están disponibles varios mapas con las principales amenazas de la Amazonía entre las que se destacan la minería y la deforestación.

En la publicación se confirman datos cruciales para el futuro de la región como la importancia de mantener y crear nuevas áreas protegidas para enfrentar el cambio climático. De acuerdo con los resultados, estas zonas pueden reducir el nivel de riesgo por cambio climático hasta en un 21%, por eso en el atlas también se encuentran recomendaciones para aumentar la cobertura de este tipo de áreas. Actualmente, tan solo un tercio de la Amazonía cuenta con algún tipo de protección, y según los análisis, se debe aumentar a un 50% la cobertura de estas áreas en la región.

Con estas herramientas, cuyo desarrollo fue liderado por WWF, la Amazonia está ahora más cerca de todos. De acuerdo con Johana Prussman, analista en servicios ecosistémicos y clima de WWF Colombia y una de las investigadoras que participó en la producción de la herramienta “la información contenida en el atlas y en los aplicativos permite que tanto tomadores de decisiones como investigadores y cualquier persona interesada en la conservación del bioma amazónico, tenga a disposición información crítica para la planeación y el ordenamiento territorial, así como de las áreas más vulnerables al cambio climático”.

La enorme extensión y diversidad del bioma amazónico hace que entender las dinámicas que allí se presentan no sea tarea fácil, pero la herramienta permitirá valorar el papel de las áreas protegidas en la disminución de riesgos relacionados con el cambio climático.

Para consultar estas dos herramientas puede hacer clic en estos dos enlaces (Herramienta 1 y Herramienta 2)

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.