El ‘No‘ rotundo de los habitantes de Cajamarca al proyecto minero de La Colosa tuvo este miércoles una nueva repercusión. Tras 14 años de presencia en ese municipio del Tolima, la empresa surafricana AngloGold Ashanti anunció que detiene indefinidamente sus trabajos exploratorios y las inversiones sociales que estaba realizando allí.

Mediante un escueto comunicado de prensa, AngloGold informa que debido a “diversas razones que van desde lo institucional, lo político y particularmente lo social con la reciente consulta, nos obligan a tomar la desafortunada decisión de detener todas las actividades del proyecto y con ello el empleo y la inversión, mientras se le da certeza a la actividad minera en el país y en el Tolima” (Vea aquí el comunicado).

Según la empresa, la decisión tendrá un impacto inmediato. Las inversiones para estudios y trabajos de exploración quedarán congeladas, asimismo cerca de 400 trabajadores serán liquidados e indeminizados, mientras que los gastos de operación en la zona serán reducidos a su mínima expresión. Las áreas que se verán afectadas en materia de despidos serán operación, administración y logística.

Por su parte, la reacción dentro de los promotores del ‘No’ en Cajamarca ha sido moderada. Renzo García, integrante del Comité ambiental en defensa de la vida, señaló que “es positiva la decisión en el sentido que está tratando de respetar la voluntad del pueblo cajamarcuno. Es positiva la declaración de AngloGold, pero debería ser una postura no momentánea sino permanente ya que la consulta tiene un carácter vinculante”. Y es que las recientes declaraciones del ministro de Minas, Germán Arce, no dejan con total tranquilidad a los cajamarcunos que ganaron ampliamente la consulta, “es necesario que el Gobierno Nacional respete el resultado, de no hacerlo el ministro de Minas estaría prevaricando al desconocer la victoria del ‘No’. Queremos llamarlo a que reconozca la democracia en Colombia”. 

Finalmente al ser consultado por el retiro no definitivo de la empresa en la zona, García asegura que “al no retirarse totalmente, la empresa tiene esperanza de continuar con el proyecto minero. Nosotros los llamamos a continuar con la postura conciliadora pero creemos que la Constitución ampara el resultado y creemos que es una victoria de la democracia participativa”.

Con esta decisión se congela uno de los proyectos auríferos más grandes del mundo. Cálculos preliminares de la empresa indican que en Cajamarca existe un depósito de oro de cerca de 30 millones de onzas de oro. Una reserva minera gigantesca que, tras los resultados de la consulta popular del pasado 26 de marzo en la que el 97% de los votantes rechazó el proyecto de La Colosa, permanecerá enterrada en las montañas del Tolima.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.