| 2017/04/12

Van más de 25 atentados a oleoductos en el 2017

Corpocesar investiga el impacto ambiental del derrame de crudo en la ciénaga Guamalito del municipio de Talameque, debido a la instalación de una válvula ilegal sobre el oleoducto. La Policía asegura que los atentados y robos a las estructuras no han cesado.  

Van más de 25 atentados a oleoductos en el 2017

La Corporación Autónoma Regional del Cesar (Corpocesar), investiga la afectación que estaría provocando en el ambiente  el derrame de crudo en la línea 16 del Combustoleoducto Ayacucho - Coveñas, en la vereda de San Francisco, en la zona baja de la ciénaga Guamalito del municipio de Tamalameque.

“Un primer informe adelantado por la Corporación revela que el escape ocurrió el día viernes 7 de abril en la noche. Ecopetrol asegura que este derrame se debe a dos perforaciones ilícitas. Asimismo, técnicos de  Corpocesar supervisan la aplicación del plan de contingencia e identifican la afectación del ecosistema cenagoso” manifestó el director de Corpocesar, Kaleb Villalobos Brochel.

Le puede interesar: El drama de respirar petróleo en Irak

Lo sucedido fue dado a conocer por la Unidad de Gestión del Riesgo de Tamalameque y desde el pasado lunes, técnicos y funcionarios de la empresa atienden el derrame de crudo registrado en aguas de la ciénaga de Guamalito. Su objetivo es determinar la contaminación provocada por el combustible y ejecutar labores de contención, recolección del fluido y limpieza del área impregnada.

Y es que los atentados y robos a oleoductos no han cesado, a pesar de que muchos de estos no son dados a conocer a la opinión pública.

Vea también: El duro discurso de Róbinson Díaz contra la explotación petrolera en Cumaral

Según datos entregados por el Grupo Especial de Hidrocarburos de la Policía de Carabineros y Seguridad Rural (Dicar) a Semana Sostenible, solo entre el 1 de enero y el 3  de abril de este año, se han realizado 25 atentados al oleoducto Caño Limón-Coveñas, 21 de los cuales han sucedido en el departamento de Norte de Santander. En ese mismo periodo de tiempo la Dicar identificó 21 válvulas ilegales que extraen crudo y/o combustible, destruyó 22 refinerías ilegales, capturó 208 personas y recuperó 667.174 galones de hidrocarburos que eran transportados ilegalmente en camiones.

Lea: Carros eléctricos, una seria amenaza para las petroleras

Los departamentos y municipios donde se producen más atentados y robo a las líneas de transporte de hidrocarburos son: Norte de Santander (Teorama, El Tarra, El Carmen y Tibú), Nariño (Tumaco, Barbacoas y Ricaurte), Santander (Puerto Parra, Barrancabermeja, Sabana de Torres y Puerto Wilches), Boyacá (Cubará) y Arauca (Arauquita).

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.