Jaguar.

Este encuentro  es de gran importancia para el parque ya que, según han dicho los funcionarios, se trata de una hembra en estado embarazo lo cual es significativo para una especie en vía de extinción.

El jaguar es el felino más grande de América, el color de su pelaje varia del amarillo al rojizo con manchas negras.  Suele habitar, preferiblemente, lugares con cobertura vegetal boscosa.  Es solitario y de hábitos nocturnos, le gusta el agua y nada fácilmente.

Ocupa el nivel más alto de la cadena alimenticia en las zonas donde habita, actúa como controlador natural de poblaciones, y por ello parte de la salud de la selva depende de la autorregulación que generan estos felinos.  Sus poblaciones están muy disminuidas, debido principalmente a la caza y a la pérdida de su hábitat.

Sin embargo de acuerdo con el reporte del equipo del Parque “el observar un individuo de esta especie de gran porte indica que en cierta forma hay un buen estado de conservación de los bosques de esta zona dados por la oferta de alimento, información que ha sido comprobada por medio de los recorridos, al registrar en varias ocasiones individuos de especies presa como el picure , venado, danta, aullador, tortuga morrocoy  y paujil entre otros” .

El Parque Nacional Natural El Tuparro, en conjunto con Wildlife Conservation Society, el Instituto Humboldt y Resnatur, está adelantando la construcción del programa de monitoreo para el área, al mismo tiempo que la construcción, selección, y priorización de los valores objeto de conservación en pro de la protección de las especies.  

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.