Este martes culminaron en París las reuniones preparatorias de la Cumbre sobre Cambio Climático (COP21) que se va a realizar en esa ciudad entre el 30 de noviembre y el 10 de diciembre. Durante esos días, el mundo estará a la expectativa de que sus líderes logren un acuerdo lo suficientemente ambicioso y vinculante que permita mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados.

Sin embargo, el reconocido investigador sobre desarrollo sostenible Bjorn Lomborg es pesimista al respecto. En un artículo publicado este mismo martes en la revista Global Policy, Lomborg mide el impacto real de todas las promesas que han hecho los países en la antesala de la COP 21 y concluye que su impacto será insignificante. En la siguiente entrevista explica sus argumentos.

Semana Sostenible: ¿Por qué tiene tan pocas expectativas sobre lo que va a pasar en París?

Bjorn Lomborg:
París se está vendiendo como la cumbre en la que podemos vamos a ‘sanar el planeta’ y ‘salvar el mundo’. Pero no es tal cosa. Si todas las naciones mantienen sus promesas, las temperaturas se reducirán en solo 0,05 °C. Incluso si cada gobierno del planeta no solo mantiene todas las promesas de París, reduce las emisiones para el año 2030, y transfiere la falta de emisiones a otros países, sino que también mantiene estas reducciones de emisiones en todo el resto del siglo, las temperaturas se reducirán en solo 0,17 °C para el año 2100.

Semana Sostenible: Pero la Secretaria Ejecutiva sobre Cambio Climático de la ONU, Christiana Figueres, dice que aunque son insuficientes, los compromisos que han hecho los países tienen la capacidad de limitar el aumento de la temperatura a 2,7 °C en vez de los 5°C que se pronostican hacia 2100.

B.L.:
Eso tergiversa por completo las opciones del mundo. Los 2,7 °C provienen de un cálculo de la Agencia Internacional de Energía (AIE) que, esencialmente, asume que si los gobiernos hacen muy poco en París y luego, inmediatamente después de 2030, se embarcan en reducciones climáticas increíblemente ambiciosas, podríamos llegar a 2,7 °C.

Esa forma de pensar es similar a decirles a los griegos endeudados que solo haciendo el primer pago de sus préstamos más urgentes ya están en un camino fácil para desendeudarse. Eso significa no comprender lo esencial. La propia organización de Figueres estima que las promesas de París reducirán las emisiones de CO2 en 33Gt en total. Para limitar los incrementos a 2.7 °C, se necesitaría reducir aproximadamente 3.000 Gt de CO2. Eso no es optimismo, es una ilusión.

Semana Sostenible: ¿Por qué no se ha podido detener el calentamiento global?

B.L.:
Los negociadores en París están tratando de abordar el calentamiento global de la misma manera en que ha fracasado durante 30 años: haciendo promesas que son individualmente costosas, tendrán poco impacto aún dentro de 100 años, y de las que muchos gobiernos tratarán de evadirse. Esto no funcionó en Kioto, no funcionó en Copenhague, no ha funcionado en las otras 18 conferencias sobre el clima o las innumerables reuniones internacionales. El anuncio de que habrá una gran diferencia en París es una ilusión.

Semana Sostenible: Entonces, ¿qué hay que hacer para corregir el rumbo?

B.L.:
En lugar de tratar de hacer los combustibles fósiles tan caros que nadie los quiera - lo que nunca funcionará - debemos hacer que la energía verde sea tan barata que todos querrán pasar a ella. El Copenhaguen Consensus Center reunió a 27 de los principales economistas climáticos del mundo y tres premios Nobel, que hallaron que la política climática más inteligente a largo plazo es invertir en I + D (Investigación+Desarrollo) verde, para empujar hacia abajo el precio de la energía verde.

Subsidiar energías renovables ineficientes es caro y no funciona. La AIE estima que obtenemos 0,4% de nuestra energía a partir del viento y de la energía solar fotovoltaica en este momento, e incluso en escenarios optimistas la fracción solo aumentará al 2,2% en 2040. En los próximos 25 años, vamos a gastar alrededor de 2,5 billones de dólares en subsidios y reduciremos las temperaturas del calentamiento global en menos de 0,02 °C. El camino es impulsar la Investigación y el Desarrollo de energías verdes.

Consulte el artículo completo de Lomborg en el siguiente enlace.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.