El domingo 26 de marzo será un día histórico para la minería en Colombia. En Cajamarca, un municipio tolimense ubicado a 45 minutos de Ibagué, se realizará una consulta popular acerca de un gigantesco proyecto aurífero a cielo abierto. Los resultados, cualquiera que estos sean, inevitablemente tendrán efectos en la política minero-energética del país y en la manera como desde el Estado se concibe la participación de las comunidades en esas decisiones. Estos son algunos datos claves de esta jornada.

  • El proyecto La Colosa, a cargo de la empresa surafricana AngloGold Ashanti, busca explotar un depósito de oro que se calcula en 1.000 toneladas de oro a través de una mina a cielo abierto en la vereda La Paloma de Cajamarca.
  • La empresa está explorando desde el año 2009 y calcula que esos trabajos tomarán al menos tres años más. Cuando culminen, deberá presentar ante la Anla un Estudio de Impacto Ambiental en el que determinará las afectaciones sobre el medioambiente y las estrategias para mitigarlo. Será esta entidad la encargada, por parte del Estado, de dar vía libre o no a la ejecución de este proyecto.
  • Al tiempo que comenzaron las actividades, se levantó una masiva movilización social en contra del proyecto, pues su magnitud hace prever graves consecuencias sobre el agua y los ecosistemas en donde se piensa realizar. Esto es, en una Zona de Reserva Forestal ubicada en la cuenca alta del río Coello que abastece a Cajamarca, Ibagué, El Espinal y al distrito arrocero más grande del país.
  • Desde entonces se conformó un Comité por la Defensa de la Vida que ha utilizado diferentes estrategias para oponerse a la construcción de La Colosa. Entre ellas, la promoción de una consulta popular que, tras casi tres años de tires y aflojes, se realizará este domingo 26 de marzo en Cajamarca.
  • 16.312 ciudadanos están habilitados para votar en las 18 mesas autorizadas por la Registraduría para el certamen, cuya pregunta es: ¿Está de acuerdo, sí o no, con que en Cajamarca se ejecuten proyectos y actividades mineras?
  • Para que la consulta tenga validez deberán participar al menos 5.438 personas y la opción ganadora tendrá que tener la mitad más uno de los sufragios.
  • El comité promotor de la consulta está haciendo campaña por el No, mientras que el bando contrario le está apostando a la abstención como estrategia para dejar sin efectos la jornada.
  • No hay claridad sobre las consecuencias que tendría la consulta en caso de ganar el No. Según la empresa, el proyecto seguiría adelante porque ya tienen un contrato de concesión firmado previamente. Según organizaciones como Dejusticia, los títulos que tiene la empresa son una mera expectativa y no constituyen derechos adquiridos. Solo con los resultados comenzará la controversia sobre las implicaciones de esta jornada.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.