Foto: Pixabay

En la actualidad es necesario entender el agua como un recurso que incorpora las relaciones sociales, por lo que se habla no solo de ciclos hidrológicos sino de ciclos hidrosociales. Estas son algunas de las principales actividades que afectan su natural funcionamiento.

  1. Ganadería en finca de alta montaña: esta actividad genera deforestación y compactación del suelo. Se aumenta la sedimentación y la consecuente acumulación de residuos orgánicos aguas abajo.
  2. Construcción de carreteras paralelas al río en un valle: al hacerlo se genera drenaje de la planicie de inundación y se hace necesaria la construcción de un dique. El problema de esta actividad es que elimina la conectividad lateral.
  3. Actividad turística no planeada en lagos de altiplano: la principal problemática es el aumento de la contaminación con basuras y otros residuos sólidos, lo que provoca una disminución en las poblaciones nativas de vertebrados. 
  4. Cultivo de papa en planicies de inundación: los principales afectados son los ríos que reciben enormes cantidades de nutrientes y contaminantes, debido al uso excesivo de plaguicidas y fertilizantes. Esto genera un aumento en la acumulación de residuos orgánicos en el sistema.
  5. Construcción de viviendas para suplir las necesidades habitacionales de ciudades emergentes: la urbanización en planicies de inundación suele ocupar áreas de ronda de ríos y humedales, esto lleva a la reducción en la capacidad de regulación durante eventos de inundación y desastres.
  6. Incremento en el número de áreas disponibles para actividades agrícolas y de urbanización: suele acarrear la canalización del cauce de los ríos, lo que elimina los procesos de deposición-erosión y en consecuencia la pérdida en la capacidad de regulación.
  7. Riego permanente de cultivos en zona rural: la preocupación principal gira en torno al uso indiscriminado de acuíferos, lo que puede llevar a su desecación y a la pérdida de su conectividad vertical.
  8. Extracción de oro en los cauces de los ríos: el mayor daño se da debido a la eliminación de la estructura natural del cauce. Como consecuencia de esto desaparecen hábitats y fuentes de alimentación para las especies que viven en el río. Se puede dar la extinción de plantas y animales en el lugar.
  9. Extracción de rocas en una cantera de montaña: se genera remoción de la capa vegetal, del suelo y del subsuelo, lo que conlleva a la sedimentación de las aguas de los ríos cercanos.
  10. Construcción de industria manufacturera en área rural: el principal riesgo es que los vertimientos de las empresas contaminen las aguas de los ríos, sobre todo con metales pesados.
  11. Desarrollo de grandes emprendimientos turísticos en la costa: El riesgo latente es que se termine con la urbanización en playas y áreas de bajamar afectando la conectividad  hídrica entre el mar y las desembocaduras de los ríos. Además, ocurren cambios en la salinidad del océano y muerte de especies vegetales y animales.
  12. Generación de energía eléctrica y almacenamiento de agua para abastecimiento: la construcción de presas elimina la conectividad longitudinal, las dinámicas naturales de flujo de nutrientes, la consecuente fertilización aguas abajo y la migración de especies.
  13. Desarrollo de ganadería bufalina para aprovechar áreas inundadas: Esta actividad suele exceder la capacidad de carga de los humedales; el levantamiento de sedimentos que alteran las condiciones fisicoquímicas del agua y la eliminación de hábitats de peces e invertebrados, fundamentales en la cadena trófica.
  14. Disposición de las aguas residuales de una ciudad: es un hecho que las ciudades colombianas tiene una deuda en plantas de tratamiento. Llega una gran cantidad de nutrientes que aumenta la productividad del agua, trayendo consigo especies invasoras exóticas.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.