Panorámica de la contaminación del aire en Bogotá.

El miércoles pasado el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) presentó el Informe de Calidad del Aire 2011- 2015, en el estudio se evidenció que en las grandes capitales el deterioro de la calidad del aire es una realidad y que de no emprender acciones efectivas esta problemática podría llegar a ocasionar miles muertes en nuestro país.

Según el informe las zonas con mayor concentración de contaminación atmosférica (material particulado) durante 2015 fueron Bogotá, Ráquira en Boyacá, la zona minera del departamento del Cesar y Medellín. (Vea: El 92% de los humanos respira aire contaminado)

Lo preocupante del caso es que una mala calidad del aire repercute directamente en la salud de afecta la salud de la población, principalmente de los grupos sensibles como mujeres embarazadas, niños, adultos mayores y las personas con enfermedades cardiovasculares y pulmonares. Y según el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, “en Colombia hay alrededor de 5.000 muertes atribuibles a la calidad del aire”.

Esta afectación a la salud varía en función del tamaño del material particulado y el tiempo de exposición al aire contaminado, a menor tamaño del material, mayor es su penetración al organismo, causando obstrucción de las vías respiratorias. Asimismo, cuanto mayor sea el tiempo de exposición, mayor es la afectación.

También preocupa que existen ciudades como Riohacha (Guajira), Cartagena (Bolívar), Sincelejo (Sucre), Barrancabermeja (Santander), Villavicencio (Meta), Buga, Palmira y Tuluá (Valle del Cauca) y Florencia (Caquetá), entre otras, que no cuentan con un monitoreo de calidad del aire, por lo que su población podría estar en riesgo y no sería posible emprender ningún tipo de acción debido a la falta de datos. Dentro de lo positivo que arrojó el informe esta que en el año 2015 el aire más puro en el país se respiró en La Palmita (Cesar), Guaymaral, Usaquén y San Cristóbal (Bogotá). (Vea: La OMS contra la contaminación del aire)

La meta del informe es llegar a cumplir con los estándares de la Organización Mundial de La Salud (OMS), pero para alcanzar ese objetivo se hace necesario implementar medidas de reducción de emisiones principalmente en fuentes fijas (Industrias), fuentes móviles, calidad de combustibles y medios alternativos de transporte. Una tarea que va a paso lento en nuestro país.

El estudio es el resultado del monitoreo de la calidad del aire a nivel nacional a través de 21 Sistemas de Vigilancia de la Calidad del Aire (SVCA) administrados por las Corporaciones Autónomas Regionales y las Autoridades Ambientales de los grandes centros urbanos. Asimismo, los contaminantes que se monitorean en el país corresponden a las partículas suspendidas totales (PST), las partículas con tamaño menor a diez micras (PM10), las partículas con tamaño menor a 2,5.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.