La ciudad será la primera en incluir el cambio climático en su Plan de Desarrollo.

En el nuevo Plan de Desarrollo, la adaptación se contempla no solo como un eje del desarrollo territorial de Cartagena sino también como un herramienta para optimizar la reducción del riesgo construyendo una ciudad más resiliente y menos vulnerable. En este sentido, se entiende por desarrollo territorial la creación de “las condiciones necesarias para ordenar el territorio de manera sostenible fortaleciendo su infraestructura resiliente con una visión integral para la adaptación a los cambios generados por los efectos de las variaciones climáticas” y la adaptación como una herramienta para “contribuir verdaderamente en la reducción del riesgo de desastres  y crear capacidad de resiliencia en la ciudad de Cartagena”.

Esta decisión impulsa una nueva visión del desarrollo a largo plazo donde la planificación del desarrollo de un territorio climáticamente inteligente permita responder de manera preparada y organizada a los retos que plantea el clima del futuro. Contribuye también a anticipar los riesgos climáticos y sus consecuencias a través de la creación e implementación de medidas concretas que se verán plasmadas en el Plan de Adaptación, el cual se convierte en una meta para el gobierno distrital. De igual manera, establece un marco para orientar el desarrollo económico, la competitividad y la reducción de la vulnerabilidad de los cartageneros en un contexto de presión climática.

Por último ofrece posibilidades de articular el trabajo de las diferentes secretarias del distrito y aplicar acciones transversales bajo el liderazgo de la Secretaria de Planeación en materia de desarrollo compatible con el clima. 

Esta implementación hace de Cartagena una de las ciudades más activas en materia climática y garantiza que el Plan de Adaptación al Cambio Climático que cuenta con la participación de la Alcaldía de Cartagena, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), la Cámara de Comercio de Cartagena (CCC), el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (INVEMAR), la Alianza Clima y Desarrollo (CDKN) y de distintos sectores económicos representativos, se convierta en una de las herramientas bandera en el desarrollo territorial y sectorial de la ciudad.  

El Plan de Adaptación que se está creando de manera participativa y será lanzado a mitad de año, tendrá cinco ejes prioritarios: i) el diseño de un modelo de barrio adaptado que se implementará en una zona de la ciudad que es vulnerable al cambio climático; ii) la creación de medidas de adaptación para los puertos y la zona industrial de Cartagena con el fin de fortalecer la competitividad a largo plazo de las empresas que están ubicadas allí; iii) el desarrollo de un turismo amigable con el clima del futuro, preparando el sector ante las consecuencias que tendrá el clima del futuro y fomentando mejores prácticas climáticas en los turistas y visitantes; iv) la restauración de los ecosistemas de la ciudad para mitigar los impactos del cambio climático y ofrecer nuevas alternativas de desarrollo económico en los corredores ecológico recuperados; v) la creación de mecanismos financieros innovadores para apalancar las medidas de adaptación que serán creadas. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.