Elefante pastando.

Un total de 192 cadáveres de elefantes se contabilizaron, de los cuales 117 se hallaron en Kenia y 74 en Tanzania. El 84 por ciento de los cadáveres encontrados en Kenia se ubicaron fuera del famoso Parque Nacional Masai Mara.

El último reporte emitido por el Ministerio de Recursos Naturales y Turismo de Tanzania indica que un total de 7535 elefantes y 61896 búfalos fueron contados en la región. Estos resultados evidencian un crecimiento de la población de ambas especies, gracias a los esfuerzos para conservar este ecosistema Mara-Serengeti en los últimos 20 años.

El elevado número de cadáveres encontrados, sin embargo,  sugiere que aún existe en la región la caza furtiva que alimenta el mercado ilegal de marfil.

Es por esta razón que diferentes entidades encargadas de la conservación de fauna silvestre en Kenia y Tanzania coinciden en la necesidad de incrementar esfuerzos conjuntos e implementar tecnología en la lucha contra la caza ilegal.

Ambos gobiernos buscan asesorarse con expertos conservacionistas para encontrar soluciones al desafío que está enfrentando la población de elefantes y rinocerontes en la región.

Organizaciones que trabajan para la conservación de la fauna silvestre, aparte de proponer la  adquisición de equipos y tecnología contra la caza ilegal, sugieren involucrar a las comunidades locales y a la empresa privada en esta iniciativa.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.