| 2017/09/15

Cero deforestación para 2020

La apuesta ya está hecha. Colombia se comprometió con una meta ambiciosa. El gobierno nacional y las cadenas productivas trabajan para reducir este problema ambiental.

Cero deforestación para 2020

Promover el consumo responsable, combatir la informalidad, desarrollar una política de sostenibilidad para el agro e impulsar un sistema de trazabilidad son algunas de las propuestas que se plantearon en el foro ‘Colombia cero deforestación’, organizado el pasado 15 de junio en Bogotá, por Foros Semana, la Embajada de la República Federal de Alemania, la Real Embajada de Noruega, la Embajada del Reino Unido, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Global Green Growth Institute y Tropical Forest Alliance.

Colombia avanza para cumplir con la meta de deforestación cero para el año 2020 en la Amazonia y a 2030 en todo el país. Una de las principales apuestas que se ha trazado el gobierno, desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, es el trabajo conjunto con cuatro cadenas productivas: carne de res, aceite de palma, leche y madera.

Le recomendamos: Cuatro historias del avance de la deforestación tras la salida de las Farc

Este año el país se adhirió al Tropical Forest Alliance (TFA), una alianza público-privada internacional para reducir la deforestación relacionada con la producción de soya, carne, aceite de palma, madera y papel. Se espera que se conforme un ‘capítulo Colombia’ de TFA, cuyos miembros iniciales sean el gobierno, algunas ONG y empresas miembros de TFA con presencia en Colombia, las cuales han suscrito compromisos internacionales de cero deforestación en estas cadenas.

En esta tarea tres aliados han sido fundamentales: los gobiernos de Alemania, Noruega y de Reino Unido. En el foro, Michael Bock, embajador de Alemania en Colombia, resaltó el primer acuerdo con una de las cadenas productivas, el de la palma. Además, ratificó el apoyo de su gobierno en la promoción de nuevas fuentes de energía diferentes a los hidrocarburos.

“En Alemania el precio de la energía renovable se redujo 35 por ciento, es posible bajar los costos de ese tipo de energías en Colombia. Tenemos la tecnología y estamos dispuestos a compartirla e invertir en el desarrollo de este país”, dijo el embajador.

Algunos de los líderes de cadenas productivas revisaron los desafíos que tiene el sector privado. La informalidad, sin duda, es un fenómeno que preocupa: de 100 trabajadores en el campo, 88 son informales. Para Jens Mesa Dishington, presidente de Fedepalma, hay que mejorar el modelo económico del agro, pues “no hay nada más depredador que la pobreza, no le quedan más alternativas que explotar y depredar. El modelo de desarrollo tiene que ser empresarial”.

Por su parte, César Riqui Oliveros, director de Cadenas Agrícolas y Forestales del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, destacó que actualmente hay una estrategia para el proceso de formalización del uso del suelo. “Se están implementando programas pilotos que transformarán condiciones culturales y económicas de los productores informales. Se identificarán zonas para producción agropecuaria y se impulsará la comercialización de productos agropecuarios sostenibles”, afirmó.

Le puede interesar: Las regiones más deforestadas en lo que va del 2017

El cumplimiento de la meta de deforestación significa formular estrategias para atacar las causas. Para esto se deben tener en cuenta las variables sociales, culturales y económicas de cada sector. Empresas como Poligrow, Banco Procredit, Smurfit Kappa Cartón de Colombia, Wok y Bioplaza expusieron en el foro las iniciativas, las cuales tienen que ver con temas de consumo responsable y procesos en las cadenas de producción para reducir la deforestación. 

Tres temas son clave. El primero es el impulso a productos sostenibles y el conocimiento de productores y sus prácticas; el segundo se relaciona con las campañas para capacitar al consumidor sobre el consumo responsable, y el tercero es la implementación de sistemas de trazabilidad. Para Carlo Vigna Taglianti, director general de Poligrow Colombia, el mercado debe promover los productos sostenibles, empujando a las cadenas productivas a mejorar sus formas de producción con pagos por resultados, sellos o certificaciones.

Una de las peticiones de los sectores productivos es la implementación de la trazabilidad como una estrategia para mitigar la deforestación. Mariana Rojas, directora de Cambio Climático Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, señaló que esta cartera, junto al Ideam, está presta a trabajar para este fin con la información que se está generando año tras año sobre cifras y focos de deforestación. En el futuro estos datos podrán cruzarse con la localización de la producción para verificar que los proveedores no estén inadvertidamente fomentando la deforestación de bosques naturales, hecho que por lo pronto es difícil de corroborar por el consumidor como también por las empresas que se abastecen de múltiples proveedores.

El foro dejó claro que hay un gran potencial de acción para contribuir con las metas propuestas y fomentar la producción limpia, no solo por cero deforestación sino para mitigar los impactos que generan los negocios en el medioambiente.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.