Conforme pasan los días y el mundo se acerca a la fecha del 30 de noviembre, día en que comenzaran las negociaciones para alcanzar un acuerdo climático a nivel planetario, son varios los países que se muestran optimistas frente al éxito de la cita que se llevará a cabo en París. (Vea: Estados Unidos reclama "transparencia" antes de la COP21)

El turno en esta ocasión fue para China, que este jueves expresó a traves de Xie Zhenhua, su negociador jefe para la conferencia, su confianza en que se llegará a un "consenso" durante la conferencia sobre el clima de París (COP21).

Sin embargo, el representante chino aseguro que su gobierno considera que son insuficientes los compromisos de los países desarrollados para reducir las emisiones de efecto invernadero. Una posición un poco cínica dado que el gigante asiático no revisará sus propios objetivos de lucha contra el cambio climático. (Vea: Cuenta regresiva hacia la COP 21)

Zhenhua señaló que "subsisten puntos de vista divergentes, pero a medida que entremos en la recta final de las negociaciones, todos los países ejercerán un papel constructivo y en la fase final, podríamos ser capaces de alcanzar un consenso".

Dentro de las críticas que señaló el negociador chino está el poco compromiso existente de los gobiernos frente al Green Climate Fund cuyo objetivo es reunir 100.000 millones de dólares anuales para que países en vías de desarrollo puedan luchar o adaptarse al cambio climático, una meta que se ha quedado bastante corta en el 2015. "Queda un largo trecho para alcanzar ese objetivo", explicó Zhenhua. A lo que se suma la inexistencia de una solución al problema de la transferencia de tecnología de los países ricos a los países en vías de desarrollo. (Vea: ¿Qué es y para qué sirve el Fondo Verde del Clima?)

Asimismo, dijo que "la reducción de las emisiones de CO2 por parte de los países desarrollados no ha alcanzado aún el nivel necesario" para mantenerse por debajo del nivel de 2ºC de aumento de la temperatura mundial respecto a la era preindustrial). Una postura que deja en claro que si bien hay buena intención de cada uno de los paises, el pulso entre Estados Unidos y China será uno de los escollos para llegar a un acuerdo global para el clima.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.