El Desafío Climático Big Data fue lanzado en mayo pasado por la ONU para aprovechar los sistemas Big Data como un bien público para el desarrollo sostenible.

Una investigación que es llevada a cabo en el marco del Convenio Clima y Sector Agropecuario entre el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR) y el CIAT será premiada durante la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas el próximo 23 de septiembre en Nueva York por ser uno de los dos ganadores del Desafío Climático Big Data.

El proyecto consistente en proporcionar un valor agregado a las grandes cantidades de datos (con técnicas de minería de datos) sobre dos áreas de cultivo de arroz en Colombia, permitió establecer estrategias de adaptación ante la variabilidad climática del país.

Gracias a esto 1.800 hectáreas sembradas de arroz en Montería, Córdoba, se salvaron de ser arrasadas por el intenso verano gracias a que los agricultores siguieron una puntual recomendación: cambiar la fecha de siembra.

Los Investigadores del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) reunieron un gran número de datos compartidos por la Federación Nacional de Arroceros (FEDEARROZ), entre los que había información de la Encuesta Nacional Arrocera (ENA); datos de monitoreo de la cosecha y resultados de experimentos en la fecha de siembra de arroz; pronósticos agroclimáticos del Convenio ‘Clima y sector agropecuario colombiano’; y datos meteorológicos proporcionados por FEDEARROZ y el Instituto Colombiano de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM).

Luego de esto y utilizando diversas técnicas de exploración de información se analizó el gran compendio de datos que llevó a conseguir varias conclusiones, además de plantearse estrategias como el cambio de fecha en los cultivos. “A través de un estudio de caso en dos áreas de cultivo de arroz, observamos que uno de los factores climáticos que limita los rendimientos en una de las zonas es la radiación solar acumulada durante la fase de llenado del grano, y en otros lugares la frecuencia de las lluvias, ", dijo Daniel Jiménez, investigador del CIAT y líder del proyecto. La diferencia que marcó este proyecto es que gracias al ‘Big Data’ se llegó a esta conclusión en un solo año, cuando muchas veces para llegar a esta se necesitan muchos años de investigación.

El Desafío Climático Big Data fue lanzado en mayo pasado por Global Pulse (una iniciativa de la ONU creada para aprovechar los sistemas Big Data como un bien público para el desarrollo sostenible) junto con el equipo de Cambio Climático de la Secretaría General del organismo. La iniciativa tiene como objetivo "hacer frente al cambio climático a través de las mejores ideas en el mundo para fortalecer la acción climática".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.