El ministerio de Medio Ambiente presentó este martes el balance de su gestión durante 2017. Según el jefe de esa cartera, Luis Gilberto Murillo, el principal logro durante este año fue la ampliación de las áreas protegidas hasta llegar a 28,9 millones de hectáreas. Esto significa que una quinta parte del territorio del país cuenta con alguna figura legal de conservación.

Le recomendamos: Cabo Manglares: un paraíso natural que será protegido por sus habitantes

Murillo también destacó la declaratoria de dos humedales y la delmitación de 23 de los 37 páramos que hay en el país. “Este Gobierno recibió el país con 400 mil hectáreas restauradas en el 2014, hoy tenemos 588 mil. Lo que nos pone en el 95 por ciento del cumplimiento de la meta de 610 mil hectáreas previstas en el Plan Nacional de Desarrollo”, indicó el funcionario.
Así mismo, el ministro afirmó que a través de los emprendimientos y negocios verdes se ha logrado el acompañamiento y generación de empleos directos de aproximadamente 4.372 familias, de las cuales el 35 por ciento corresponde a mujeres. Se espera que, al contabilizar los 190 nuevos negocios vinculados en el 2017, esta cifra ascienda a 7.500 familias.
 
Deforestación, erosión y vertimientos, los grandes retos
A pesar de estos avances, el país todavía afronta importantes desafíos en materia ambiental. Uno de los principales es la deforestación. Según Murillo, cada hora desaparecen 40 hectáreas de bosque y por eso urgió al Congreso para que apruebe rápidamente los proyectos que ha radicado su cartera. 
Adicionalmente, el funcionario explicó que dentro de las prioridades del Ministerio figuran completar la delimitación de los páramos y regular todo lo que tiene que ver con su zonificación, planes de manejo y procesos de reconversión.

Le puede interesar: “Tumbar el bosque para sobrevivir”: así es la vida campesina en la frontera de la Amazonia caqueteña

Por último, dentro de los retos que le quedan al próximo gobierno están la necesidad de aumentar significativamente las inversiones para adaptación al cambio climático, hacer un manejo eficiente de los vertimientos y manejo de químicos y frenar y disminuir la erosión costera.