La viceministra Adriana Soto y Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humbolt acompañaron al ministro Juan Gabriel Uribe en el lanzamiento del plan.

El Ministerio de Medio Ambiente presentó la nueva estrategia del Plan Nacional de Biodiversidad, con el cual el país busca poner en práctica su Política para la Gestión Integral de la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (PNGIBSE), y generar los mecanismos para proteger sus recursos biológicos.

La meta es adoptar mecanismos que permitan aliviar la presión sobre los recursos naturales y proteger de forma efectiva a las especies que  están en vía de extinción, por causa de determinadas actividades humanas como: la ganadería, la pesca, la agricultura y la minería, entre otras.

El Plan será la plataforma para implementar en Colombia la estrategia del Convenio de Diversidad Biológica 2011-2020, instrumento de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Hay que resaltar que el Convenio buscaba frenar la extinción de especies antes del 2010. No obstante, tuvo que ser ampliado 10 años más ante la pérdida continua.

"La elaboración de este Plan hace parte de los compromisos internacionales que ha adoptado el país en el marco del Convenio de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad, y va a desarrollar en acciones concretas, con cronogramas de cumplimiento y estrategia de financiamiento de las líneas que se nos planteó para que esta importante Política no quede en letra muerta", subrayó  Juan Gabriel Uribe, ministro de ambiente.

La Política para la Gestión Integral de la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos, que articula las dinámicas del país con las llamadas Metas Aichi 2011-2020 fueron aprobadas en su capital Nagoya (Japón), en la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) llevada a cabo en 2010.

Algunas de estas metas son:

Generar conciencia del valor de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, e integrarlos en las estrategias y los procesos de planificación de desarrollo y reducción de la pobreza nacional y local .

Aumentar el patrimonio de áreas terrestres protegidas del 12% al 17% y del patrimonio marino del 6% al 10%.

Restaurar y salvaguardar los principales servicios de los ecosistemas, especialmente los del agua, la salud y los medios de subsistencia.

Fortalecer la resiliencia de los ecosistemas al cambio climático y promover enfoques basados en la adaptación al cambio climático de los ecosistemas para la mitigación.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.