Tras la contundente victoria del ‘No’ en la consulta minera de Cajamarca el pasado mes de marzo, la responsabilidad de materializar esta decisión popular recayó en el concejo de ese municipio del Tolima. En las manos de los once concejales que componen esa corporación quedó la tarea de redactar un acuerdo que blinde a ese territorio de la ejecución de proyectos extractivos de cualquier tipo.

Le puede interesar: AngloGold Ashanti se va (por ahora) de Cajamarca

Sin embargo, este martes se conoció una denuncia del concejal Camilo Padilla, según la cual la mesa directiva presidida por Gustavo Suazo convocó sorpresivamente una sesión para definir el futuro de la minería sin la participación del ponente ni de la comunidad. Según Padilla, a pesar de que se había acordado una prórroga para tomar esta decisión en un escenario más amplio y participativo, se impuso arbitrariamente en el orden del día el debate final para aprobar este proyecto de acuerdo.

“Hoy no veníamos a discutir el proyecto de acuerdo 003 por medio del cual se van a implementar los resultados de la consulta popular, sino a hablar sobre las emergencias causadas por las lluvias en las últimas horas en el municipio. Pero al llegar nos enteramos de que se ha tomado la determinación de apresurar este debate final sin haberle avisado al concejal Gustavo Roa, que es ponente de este proyecto de acuerdo y que no pudo venir por el taponamiento de la vía, ni mucho menos a la comunidad interesada en esta trascendental decisión”, afirma Padilla.

Le recomendamos: Las ocho cosas que debe saber sobre la consulta minera en Cajamarca

Durante su intervención en la sesión de esta mañana, Padilla dijo que considera que esta maniobra es “una jugada sucia, una triquiñuela para que este proceso sea cerrado y a espaldas de la gente” y acusó a Suazo de querer favorecer de esta manera a la empresa AngloGold Ashanti, cuya presencia en Cajamarca quedó en entredicho tras la histórica votación en la que más de 6.000 ciudadanos cajamarcunos rechazaron el proyecto aurífero La Colosa.

A pesar de estas graves acusaciones, la sesión se desarrolló con normalidad y antes del mediodía se aprobó un acuerdo que, aunque adopta los resultados de la consulta popular, deja abierto el espacio para múltiples interpretaciones. Según Róbinson Mejía, vocero del Comité Promotor del No en la Consulta Popular, esta decisión se puede comparar con la del estudiante que decide hacer sus deberes a última hora y solo para pasar raspando.

“Si bien se reconocen los resultados del pasado 26 de marzo, no hay un artículo donde se prohíba explícitamente la minería, ni mucho menos uno que declare esta expresión popular como un determinante de ordenación del territorio que deberá tenerse en cuenta en el ajuste del Esquema de Ordenamiento Territorial del municipio”, explica Mejía.

Vea también: A propósito de Cajamarca: seguridad jurídica vs decisiones ciudadanas

El malestar, según el vocero, tiene que ver con que el concejal Suazo se había comprometido a construir un acuerdo que tomara en cuenta las sugerencias de los ciudadanos que promovieron la consulta y de los demás concejales. “En la primera sesión nos dieron 15 minutos para presentar nuestras propuestas y no las tuvieron en cuenta en el texto que aprobaron finalmente. Todo esto demuestra la mala fe del señor Suazo que sigue siendo el concejal de AngloGold Ashanti en Cajamarca”.

Y es que no es la primera vez que Suazo muestra sus posiciones en favor de la empresa. Él fue uno de los concejales que votó negativamente a la realización de la consulta y, tras perder esa batalla, promovió la abstención afirmando que era una herramienta de los “izquierdosos” del municipio y que era una oportunidad para derrotarlos definitivamente.

Más allá de estas tensiones, lo cierto es que el acuerdo aprobado hoy en el Concejo de Cajamarca no zanja definitivamente la discusión sobre la minería en ese municipio. “Tenían que haberla prohibido explícitamente para evitar interpretaciones. Lo que menos queremos es que se empiece a andar el camino de interpretación cuando el mandato ciudadano fue clarísimo. Esperábamos una decisión más contundente al respecto”, afirma Mejía.

Lea más: Consulta popular, el mecanismo para frenar la locomotora minero-energética

Por esa razón, el comité promotor del No anuncia que estudiarán las medidas pertinentes para lograr ese propósito. “Estamos pensando en una medida judicial en contra del acuerdo para tumbarlo y que se construya otro de acuerdo a nuestras exigencias, o una acción de tutela donde se puedan incluir artículos que prohíban definitivamente la minería y que esto se convierta en un elemento determinante del ordenamiento territorial”, concluye Mejía.

Vea acá el acuerdo aprobado por el Concejo Municipal

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.